Actualidad

Estimulación temprana clave en los niños de los «pulgares anchos»

Talla baja, cabeza pequeña, rasgos faciales particulares y primer dedo de manos y pies anchos, son algunos de los síntomas que comparten los afectados por el Síndrome de Rubinstein-Taybi. Un trastorno genético en el que el tratamiento con fisioterapia, logopedia y desarrollo psicomotriz es determinante para que los pacientes hagan una vida lo más normal posible