Valderrama toma la alternativa

Valderrama toma la alternativa
Valderrama toma la alternativa

Ciclo Suma FlamencaCuándo: hasta el 2 de julioDónde: Teatros del Canal y varios centros culturales de la ComunidadProvisto de estoque y muleta, el hijo del mítico cantaor, Juanito Valderrama, cumplió con creces las expectativas de la plaza más complicada: Madrid. Anoche presentó su espectáculo «Maestros», «un homenaje a los artistas de la generación de mi padre», con el que quiso acallar las voces de aquellos que le criticaban por no lanzarse al cante flamenco: «Me tiro sin red a esta aventura. Lo único con lo que me presento es con humildad y sinceridad. Es la primera vez que me enfrento yo sólo a una hora y media de espectáculo. Si no estuviera nervioso, sería un Dios o un loco», comentó el intérprete poco antes de su debut. Juan Antonio Valderrama no necesita presentación. Hijo de una de las figuras más importantes de este arte español y de la artista Dolores Abril, lleva más de diez años en el mundo de la música. Ha participado en más de 300 conciertos y él mismo produce sus discos y sus actuaciones: «El flamenco es el estilo que siempre me ha gustado cantar, pero no me atrevía», explica. El impulso final se lo dio Juan Verdú, responsable del éxito del ciclo «Suma Flamenca», que se desarrolla en Madrid hasta el 2 de julio y que se reparte entre varios teatros y centros culturales de la Comunidad. «Con este recital pretendo recuperar los sonidos blancos del flamenco porque este cante, unido a la zarzuela y a la copla, conforman la esencia del arte español», reivindica Valderrama. El intérprete no disimuló su ilusión y nerviosismo. Sabe que se espera mucho de él y que la crítica es implacable, sin embargo, él no se achanta: «Quieren ver actuar a un digno heredero, por eso me enfrento a un gran reto. Es como ser pintor y, a su vez, ser hijo de Picasso», añadió. No tiene miedo al fracaso pero sabe la importancia que, cada vez más, tiene el flamenco: «Es un arte que no desfallece. Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte. Un ejemplo de ello es Miguel Poveda. Se ha convertido en un gran cantaor, y ahora mismo puede entonar cualquier estilo», asegura el intérprete en referencia al nuevo disco del cantaor catalán, «Las coplas del querer», con el que se ha desvinculado del flamenco para centrarse en la copla. Poveda se ha convertido en una figura internacional del cante y también ha participado en el ciclo que ha organizado la Comunidad de Madrid. Curiosamente, el pasado jueves actuó en los Teatros del Canal para homenajear el Festival del Cante de las Minas de la Unión (Murcia), que instauró Juanito Valderrama en 1961, y que hoy es uno de los recitales más relevantes de la cultura flamenca: «Espero poder participar en la próxima edición del Festival», comentó ilusionado Valderrama. Del futuro del espectáculo que ha presentado en Madrid, su autor no quiere especular pero «si funciona y me plantean llevarlo a otros teatros, lo haré», concluye.