EA y Batasuna escenifican su pacto

Rufi Etxeberria y dirigentes de EA salieron ayer juntos en Bilbao         a manifestarse para pedir la legalización de Sortu
Rufi Etxeberria y dirigentes de EA salieron ayer juntos en Bilbao a manifestarse para pedir la legalización de Sortu

BILBAO- Eusko Alkartasuna y Batasuna escenificaron ayer de forma gráfica su acuerdo para que miembros de la llamada «izquierda abertzale» vayan en las listas de EA para el Parlamento de Navarra, las Juntas Generales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, siempre que Sortu no sea legalizado. Y lo hicieron de forma pública, en la manifestación que se celebró ayer en Bilbao en la que se reclamaba esa legalización. Dirigentes de EA hicieron el recorrido junto a destacados miembros batasunos, como Rufi Etxeberria, quien respaldó la presentación que partido que busca suceder a Batasuna.
De hecho, horas antes del inicio de la marcha, la asamblea de Navarra de EA se comprometió a «trabajar por la unidad de acción» que «aglutine y potencie la presencia y la expresión del conjunto de este sector político». Era un guiño a la «izquierda abertzale», al que ésta iba a responder poco después. Santi Quiroga y Mariné Pueyo ofrecieron a EA su colaboración electoral «desinteresada» .
Pero en esa marcha también hubo una amenaza, más o menos velada, si no se legaliza Sortu. El representante de la «izquierda abertzale» Aitor Bezares aseguró que si el Estado sigue «en esta línea represiva e ilegalizadora, debe saber que se encontrará enfrente un pueblo que está harto». Bezares explicó que las calles de la capital vizcaína «se vuelven a quedar pequeñas» porque los vascos «exigen que, de una vez por todas, se abra un escenario donde todos los derechos» puedan desarrollarse en igualdad de condiciones. «Estamos en un momento en el que la mayoría de la sociedad vasca reclama un escenario en el que todos los proyectos tengan su desarrollo».