Un gobierno de unidad sin Papandréu tratará de salvar a Grecia

El primer ministro griego, Yorgos Papandréu, y el líder del partido opositor de centro derecha Nueva Democracia (ND), Antonis Samarás, llegaron anoche a un acuerdo para formar un gobierno de coalición, en el que lo único seguro, es que Papandréu no será el primer ministro.

Papandreu dimitirá hoy
Papandreu dimitirá hoy

Atenas- Según un comunicado de la presidencia griega hecho público tras la frenética reunión mantenida por Papandréu y Samarás con el presidente heleno, Carolos Papulias, «se ha llegado a un acuerdo de formar un gobierno que lleve a elecciones inmediatas», una vez completado el plan de ajuste para recibir el dinero del rescate europeo. «Papandréu ha declarado que no liderará el nuevo gobierno», según recoge el comunicado.

 

Sin sorpresas

 

La dimisión del líder del Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) no sorprendió a última hora del domingo, porque ya previamente Samarás había supeditado la participación de su formación en una alianza de gobierno a la dimisión de Papandréu, y éste se mostró dispuesto a ceder el poder. «He repetido muchas veces, y lo vuelvo a repetir, que no me interesa permanecer en ese esquema (gubernamental), como primer ministro», había insistido Papandréu horas antes, en una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros. Por otro lado, el líder de la oposición, Samarás llegó a decir delante de las cámaras de la televisión pública NET, al salir de la breve reunión mantenida con el presidente de la República, que «mientras Papandréu no se decida a dimitir, bloquea una solución»; «mientras no dimita, bloquea las gestiones que dicta la Constitución», insistió el líder de la oposición.

 

Ambos trasladaron hasta hoy el grueso de la negociación, cuando hablarán sobre «la determinación de las obligaciones y la implementación del acuerdo del 26 de octubre en Bruselas», en el que se acordó un plan crucial para reducir la deuda griega, y «sobre el tiempo que se requiere», añade el comunicado. Además, se espera una reunión con otros políticos para determinar la composición del nuevo gabinete y quién será el primer ministro, mientras la Prensa baraja varios nombres, entre ellos el de Lucas Papademos, ex vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Agenda del Gobierno

 

El acuerdo de anoche se precipitó después de que Papandréu propusiera al presidente heleno, Carolos Papulias, una reunión conjunta urgente con el líder de la oposición, Antonis Samarás. «Me he puesto en comunicación con el presidente y le he pedido que nos convoque a mí y a Samarás esta noche, tras la reunión del Consejo de Ministros, para explorar la posibilidad de un acuerdo rápido», dijo Papandréu en un comunicado. Previamente, en la reunión del Consejo de Ministros, Papandréu entregó a sus ministros una «agenda» del Gobierno de concertación, que pone como condición que se voten los presupuestos generales de 2012 antes del 31 de diciembre, y que se aprueben con una mayoría reforzada de 180 escaños los acuerdos alcanzados en la cumbre del 26 de octubre , informa Efe. El acuerdo que pone fin –al menos de momento– al culebrón griego llega también después de durísimas y continuas presiones enviadas desde la UE durante todo el fin de semana. La más clara fue la del Comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la Unión Europea, Olli Rehn, que instó desde París a las autoridades griegas a que aportaran hoy en la reunión de los ministros de Finanzas del Eurogrupo pruebas «convincentes» –como por ejemplo el gobierno de unidad– ante el resto de ministros de Economía para restaurar la confianza de la Unión Europea, después de la última crisis política abierta por Papandréu.

 

El comisario insistió en que el actual Parlamento griego deberá aprobar el nuevo plan de rescate para que Grecia reciba el nuevo tramo de la ayuda económica de 8.000 millones.