Cada vez más toneladas de escombros de construcción se reciclan en la Región

El consejero de Fomento recuerda que, en total, funcionan en Castilla y León 23 centros para reciclar esos residuos.

El consejero Antonio Silván, junto con Emiliano Alonso, durante su visita a la planta de Fresno de la Ribera
El consejero Antonio Silván, junto con Emiliano Alonso, durante su visita a la planta de Fresno de la Ribera

Zamora- Cada vez se reciclan más toneladas de escombro procedentes de la construcción y demolición. Así lo indicó el consejero de Fomento, Antonio Silván, quien subrayó que con el Plan Regional en marcha se ha incrementado y gestionado un 145 por ciento más de estos materiales que hace sólo dos años.

«Hay que concienciarse del importante valor de la gestión de residuos, no sólo desde el punto de vista medioambiental, reduciendo el impacto de todo proceso constructivo, sino también desde el económico, social y de generación de empleo», expuso.

El consejero, quien visitó ayer la planta de Fresno de la Ribera, en Zamora, que presta servicio a las la capital, Toro, Coreses y Morales del Vino, y tiene capacidad para tratar 100.000 toneladas al año.

Silván recordó que «son 400.000 toneladas más que hace dos años» las que se tratan en los 23 puntos de reciclaje que hay en Castilla y León, con capacidad para transformar más de 1,8 millones de toneladas al año.

En este sentido, manifestó que «es fundamental acabar con las escombreras y poner en valor la gestión de todo tipo de residuos, que es un elemento fundamental de la política medioambiental de todas las administraciones y, muy especialmente, de la Junta de Castilla y León».

Iniciativa empresarial
Asimismo, Antonio Silván recordó que la planta zamorana, que abriró sus puertas en julio con una capacidad actual de tratamiento de 250 toneladas diarias, permite colocar a los residuos como centro de negocio y de creación de riqueza. «Consideramos una necesidad y una responsabilidad recuperar los materiales inservibles de la construcción que se arrojan de manera imprudente e importante a nuestros campos y pinares», añadió el consejero.

En la actualidad, todas las provincias castellano y leonesas disponen de al menos un centro de tratamiento de residuos, con la única excepción de Soria, donde se han iniciado ya los trámites para instalar uno en Golmayo, según apuntaron desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Con ello se pretende rebajar la demanda de áridos naturales en el futuro, utilizando los reciclados resultantes de estas plantas.