Sanidad logra rebajar un 25 por ciento el gasto en prótesis

Uno de los objetivos es aumentar el control de las posibles irregularidades en la dispensación de prótesis
Uno de los objetivos es aumentar el control de las posibles irregularidades en la dispensación de prótesis

VALENCIA- Las medidas de ahorro de la Conselleria de Sanidad han conseguido reducir un 25 por ciento el gasto destinado a ortesis, plantillas, fajas, andadores, sillas de ruedas, corsés o sonotones. Ello ha sido posible gracias a las medidas del uso racional de la prestación exoprotésica entre las que destaca la financiación mixta. De este modo, actualmente, una parte del precio del producto lo paga la Conselleria, otra corre a cargo del usuario y una tercera la adelanta el paciente y que posteriormente le reembolsa Sanidad.

Asimismo, otra de las herramientas en la lucha contra el derroche presupuestario es la prescripción electrónica, que está permitiendo un mayor control, así como un uso más racional, al tiempo que agiliza los trámites de reembolso e identifica de forma unívoca cada prescripción, con lo que se evita además, cualquier abuso por parte de los establecimientos de ortopedia, ya que recientemente se dieron casos de varios de ellos que hincharon facturas y cometieron fraude.
El objetivo en este punto, según fuentes de la Administración, es aumentar el control de las posibles irregularidades de esta prestación, tanto en la prescripción como en la dispensación.

Malos tiempos
Porque de que lo que se trata es de, sin menoscabo para el enfermo, garantizar la sostenibilidad y calidad de la prestación ortoprotésica y, con ello, de la sanidad pública.

«Debemos tratar de racionalizar el gasto y adecuarlo a la realidad económica del momento», aseguran desde Sanidad, mientras aclaran que se trata de una medida coyuntural que ha equiparado a la Valenciana con el resto de Comunidades Autónomas.

La Conselleria de Sanidad es uno de los Departamentos donde se están llevando a cabo más reajustes económicos, pues es, junto al de Educación, el que más inversión requiere. Sin embargo, no todos están siendo bien recibidos y algunos colectivos, como los farmacéuticos, los proveedores de material hospitalario o los servicios de limpieza han protestado por los cambios.
En la parte positiva, el conseller de Sanidad, Luis Rosado, descartó esta misma semana aplicar en la Comunitat la propuesta de la Generalitat de Cataluña de cobrar la tasa de un euro por receta farmacéutica, al considerar que esta medida no es efectiva a corto plazo y que únicamente actuaría de elemento diferenciador entre autonomías.