Los pueblos salmantinos mantienen las ayudas a la natalidad pase lo que pase

Su alcalde, Santiago Hernández, lo tiene claro: «si hay que aplicar la tijera, será en otras cosas, pero no en la natalidad».

Salamanca- La intención de Zapatero de suprimir el cheque bebé de 2.500 euros por nacimiento o adopción para reducir el déficit público de España ha movilizado a muchos ayuntamientos de nuestra Comunidad, una de las que más está padeciendo la despoblación, para fomentar la natalidad.En la provincia de Salamanca, numerosos municipios del oeste salmantino, entre los que se encuentran Aldeadávila de la Ribera, El Cabaco, Castillejo de Martín Viejo, Ciudad Rodrigo o Vitigudino, mantendrán las ayudas a la natalidad pase lo que pase para poder ayudar a fijar población.En el caso de Aldeadávila de la Ribera, su alcalde, Santiago Hernández, confirma que la crisis no afectará a estas ayudas y que si hay que utilizar la tijera, será en otras materias y no en las ayudas a la natalidad. Se da la circunstancia de que este ayuntamiento otorga la mayor ayuda económica de toda España, con un total de tres mil euros por cada nacimiento o adopción. Se trata de una ayuda que ha ido aumentando año tras año desde que en 2006 se aprobara esta medida, y desde el Consistorio aseguran que desde entonces han nacido cada año en el municipio entre ocho y doce niños.El Cabaco, pioneroOtro ejemplo de solidaridad es el ayuntamiento de El Cabaco, en plena sierra de Francia salmantina, y pionero en este tipo de ayudas, que llevan dando desde hace más de quince años. La cantidad que otorgan en esta localidad es de 1.200 euros por cada hijo que nazca de padres censados. Una cuantía a la que habría que sumar trescientos euros más en el caso de que el niño sea escolarizado en dicho municipio.