El Gobierno confía en la recuperación para bajar menos el gasto el año de las generales

Aprueba un techo de gasto de 117.353 millones, un 3,8% menos que este año

El límite de gasto para 2012 disminuye un 3,8 %
El límite de gasto para 2012 disminuye un 3,8 %

MADRID- El Gobierno confía en una mejora de la economía española el año que viene. Por eso, aún manteniendo los ajustes, levantará el pie del acelerador de los recortes en los Presupuestos del Estado de 2012. Al calor de un crecimiento económico del 2,3% del PIB, el Consejo de Ministros aprobó ayer el objetivo de estabilidad presupuestaria para 2012-2014, período en el que el déficit público bajará 3,9 puntos del PIB, y un techo de gasto para 2012 de 117.353 millones, lo que supone una caída del 3,8%, o lo que es lo mismo, de 4.669 millones respecto a este año. Esta cuantía representa algo menos de la mitad de los 10.199 millones que cayó el techo de gasto este año.

En víspera de las elecciones generales, la vicepresidenta segunda justificó ayer esta moderación en la imprescindible reducción del gasto para seguir en el club del euro y que España comience a salir del túnel. Sin embargo, la economía tan sólo creció un 0,8% en tasa interanual en el primer trimestre de este año. En este contexto, Elena Salgado, que descarta nuevas subidas de impuestos, estima que los ingresos ascenderán a 127.852 millones, gracias a la lucha contra el fraude fiscal y a una mejor «gestión» del Impuesto de Sociedades. De hecho, la mejora de la economía, permitirá, según sus cálculos, subir los ingresos este año por encima de los 104.539 millones presupuestados.

La vicepresidenta rehusó cuantificar el recorte que sufrirán los ministerios, a la espera de que se despejen las actuales turbulencias financieras, que, sin duda, repercutirán en los intereses de la deuda y disparán su gasto. No obstante, precisó que será superior al 3,8%. Mientras, fuentes gubernamentales cifraron a este diario la caída de los gastos de los diferentes departamentos en más de un 10%, frente al 15% de descenso que padecieron en el presente ejercicio.

Además, las autonomías recibirán el año próximo 7.900 millones de la liquidación de ingresos 2008 y 2009. Salgado expresó su deseo de que los gobiernos regionales dediquen esta cuantía a educación y sanidad. Y recomendó a los ayuntamientos destinar los 2.300 millones de euros que recibirán de liquidaciones a bajar la «alta morosidad» que perjudica, sobre todo, a las pymes.

Con independencia de estas cuantías, el Gobierno espera obtener el apoyo suficiente para aprobar el techo de gasto. No obstante, el dirigente popular Cristóbal Montoro avisó ayer de que el objetivo de gasto del Ejecutivo «no es creíble», al partir de un alza del PIB que «no será factible lograr».