Reverte reprocha a ZP que avalara un Estatut que no encaja en la Constitución

El Gobierno autonómico estudiará «detenidamente» la sentencia completa del TC, que tumba catorce artículos de la norma.

El Gobierno autonómico estudiará «detenidamente» la sentencia completa que emitió el lunes el Tribunal Constitucional, en la que se declaró 14 de los 223 artículos del Estatut de Cataluña contrarios a la Carta Magna y que afectan a la lengua, al Poder Judicial y los impuestos, aunque eso sí, dejó que se definiera como nación en el preámbulo de la norma dado que éste no tiene ningún efecto jurídico.La portavoz del Ejecutivo regional, María Pedro Reverte, subrayó que «el peligro es que no se está decidiendo sólo hasta dónde puede llegar el Estatuto de Cataluña, sino hasta dónde pueden llegar las 17 comunidades con sus estatutos». De hecho, la Comunidad presentó un recurso contra varios aspectos del artículo 117 del Estatuto, relativo al agua y las obras hidráulicas.El Gobierno murciano recurrió el texto porque entendía que las normas del Estatuto catalán blindaban las aguas del río Ebro, daban capacidad a Cataluña para decidir sobre asuntos que afectan a las nueve comunidades de la cuenca y limitaban la posibilidad de recuperar la transferencia de recursos hídricos prevista en el anterior Plan Hidrológico Nacional.La consejera señaló ayer que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña rechaza el texto que avaló el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, ya que determina que contiene medio centenar de artículos que contravienen la Constitución Española. Reverte calificó de «muy preocupante» que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, «se jactara en su día de haber redactado de su puño y letra parte del Estatuto catalán, que no encaja en la Constitución». Para la consejera, «llama la atención la alegría con la que el Gobierno de Zapatero ha recibido el fallo», ya que «la sentencia del Constitucional no es por unanimidad, lo que demuestra las discrepancias entre los miembros del Tribunal sobre el encaje constitucional de muchas partes de un texto que se ha aprobado contra la opinión de cuatro magistrados, que van a presentar votos particulares».«Los textos no son más o menos constitucionales, o casi constitucionales», señaló la portavoz del Gobierno regional, quien remarcó que «las leyes son constitucionales o no lo son, y el Estatuto de Cataluña no es constitucional, porque el Tribunal Constitucional ha determinado que varias decenas de artículos no encajan en la Constitución Española, que prevalece sobre cualquier otra ley en España».Zapatero bloquea el TCLa portavoz del Ejecutivo regional subrayó que «antes de que Zapatero llegara a La Moncloa, nunca nadie tuvo que pedir amparo al Constitucional por la aprobación de estatutos de autonomía que no respetan el marco constitucional vigente», y agregó que «Zapatero va a pasar a la historia por ser el presidente que más trabajo da a este Tribunal, por su política de dejación de funciones». «Zapatero está bloqueando el Tribunal Constitucional y poniendo a este órgano a gobernar España, obligación que es suya como presidente del Gobierno. Se ha acostumbrado a no gobernar, a dejar hacer y a que sea el Tribunal Constitucional el que resuelva su nefasta política territorial», apostilló.