El metro privado previsto por el Consell funciona en España y UE

Flores cita a varias empresas interesadas en gestionarlo

Eugenio Pellicer, Mario Flores y José Colomer
Eugenio Pellicer, Mario Flores y José Colomer

Valencia- Los sindicatos de FGV han convocado huelga en Alicante y Valencia para protestar por la privatización de las nuevas líneas de metro. Sin embargo, este modelo está más que extendido en el resto de España y también en buena parte de Europa. Los expertos tampoco desaconsejan este modelo. Al contrario, lo ven más que conveniente para la situación económica actual, según se pudo comprobar ayer en una jornada organizada por el Colegio de Caminos que abordaba la problemática de la participación público- privada en la prestación de servicio de transporte urbano. Madrid y Barcelona tienen dos líneas de tranvía que funcionan con operadores privados, en Tenerife se optó por esta forma de concesión y en Andalucía han tenido que acogerse a ellas para afrontar la construcción de varias líneas de metro de manera simultánea. Experiencias similares se repiten en otras partes de Europa como Dublín y otras tantas ciudades alemanas y francesas.El conseller de Infraestructuras, Mario Flores, aseguró ayer que todas las empresas fabricantes de material móvil, así como especialistas en seguridad en el transporte, están interesadas en conseguir la explotación de la línea 2 de Valencia y la del TRAM de Alicante. Por primera vez se atrevió a nombrar alguna de las candidatas y citó a Vossloh, Bombardier, Veolia o CAF.