Toyota llama a revisión 153 millones de coches por problemas en el freno

El grupo automovilístico japonés Toyota ha puesto en marcha una campaña de revisión de vehículos de las marcas Toyota y Lexus por un problema en el sistema de frenos, que puede afectar a 1,53 millones de unidades en todo el mundo.

Dentro de esta llamada a revisión, la filial española de Lexus revisará el 2% de los automóviles de la compañía en España, por este mismo problema en el sistema de frenos. Este defecto consiste en que, en algunos casos, el líquido de frenos "no original"puede tener polímeros, que, en ocasiones, pueden degradar los manguitos del sistema de frenado.

Según informaron fuentes de la compañía, los modelos que se verán envueltos en esta iniciativa en el mercado español forman parte de las gamas IS, GS y RX. No obstante, apuntaron que este eventual defecto no afecta a ninguna versión híbrida de Lexus.
Dichas fuentes subrayaron que hasta el momento Toyota Europa ha recibido 55 informes por problemas generados por esta disfunción en el líquido de frenos, aunque no ha tenido conocimiento de que este defecto haya provocado ningún accidente. Lexus apuntó que la tasa de avería es de apenas el 0,001%.

En el ámbito internacional, de este total de 1,53 millones de automóviles afectados por esta campaña de revisión, unas 600.000 unidades se concentran en el mercado japonés y corresponden a once modelos diferentes, entre los que se encuentran el Crown o los Lexus IS y GS, entre otros.

Fuentes de Toyota España confirmaron que ninguno de los modelos que comercializa la firma en el mercado español se ha visto afectado por esta nueva campaña de revisión, al ser automóviles que se comercializan en otros mercados.

De su lado, 740.000 unidades están afectadas en Estados Unidos y corresponden a los Toyota Highlander, fabricados entre 2004 y 2006, así como al Avalon de entre 2005 y 2006. Los modelos Lexus envueltos en esta llamada a revisión en Estados Unidos son el RX330 de entre 2004 y 2006, y las versiones de 2006 del GS300, del IS250 y del IS350.

La corporación automovilística señaló que este eventual defecto puede derivar en que en "un reducido número de casos"se pueda iluminar en el panel de instrumentos un dispositivo que avise de un defecto en el sistema de frenado.

Este acción se produce después de las diferentes llamadas a revisión puestas en marcha por la compañía en los últimos meses, por diferentes motivos, como un defecto en el pedal del acelerador que afectó a más de 8 millones de automóviles en todo el mundo y la más cerca de 1,3 millones de Corolla y Matrix en Estados Unidos y Canadá por problemas en el motor.