«He hablado mucho con Alberto Creo en la persona»

El Comité de Competición de la Federación Española de Ciclismo cree en la inocencia de Alberto Contador y así se lo comunicó al mediodía de ayer. Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, le defendió desde el primer día. Para él fue también una excelente noticia.

«He hablado mucho con Alberto. Creo en la persona»
«He hablado mucho con Alberto. Creo en la persona»

–Usted siempre creyó en la inocencia de Contador. Huelga preguntarle si se alegra del fallo.
–Sí, siempre creí en él. Conocía al deportista, sabía de su integridad. Estaba seguro de su inocencia y sólo esperaba que el Comité de Competición fuera justo. Estoy satisfecho y contento. Este fallo marcará un antes y un después en la lucha contra el dopaje.

–Pero esto no ha hecho más que empezar. La UCI y la AMA me temo que no lo van a aceptar.
–Puede ocurrir. En el informe que trasladó la UCI a la Federación Española cabían cinco posibilidades. El Comité de Competición ha analizado los estudios médicos y jurídicos del caso que planteaban que Alberto Contador no se había dopado y ha respetado la presunción de inocencia.

–¿Esta decisión resta credibilidad a la lucha del deporte español contra el dopaje?
–No. España es uno de los seis primeros países del mundo que más controles hace. 10.837 al año, con 1,12% de positivos; la media de la AMA es del 1,11. Sólo hay una décima de diferencia. Los dopados están en la media mundial. En España se lucha contra el dopaje. Hay tolerancia cero y se castiga al que se dopa. No podemos pensar que todos los deportistas se dopan, un 98,8% no lo hace.

–La entrada en escena de Rodríguez Zapatero y Rajoy en defensa de Contador, ¿ha podido influir en la decisión del Comité?
–No. Son dos opiniones de dos personas muy importantes que hay que aplaudir. ¿Por qué los políticos no van a opinar cuando consideren que se juzga mal a un deportista emblemático de su país? En primera instancia, el Comité de Competición ya dijo que Contador no se dopó; después ha tomado la decisión justa y ha demostrado una total independencia.

–¿Por qué creyó usted a Contador?
–Primero, por su trayectoria deportiva. Segundo, porque su pasaporte biológico acredita que es un deportista limpio. Tercero, porque no concibo que pudiera doparse con algo tan primitivo como el clembuterol. Y cuarto, porque he hablado mucho con Alberto y creo en la persona. Sé que no se ha dopado.

–¿Es usted un imprudente por fiarse de los deportistas?
–Todo lo contrario. Defiendo a los deportistas que se lo merecen. El deportista que se dopa no tiene defensa; pero no todos los deportistas son culpables. Defiendo a la persona y al deportista en el que creo. Lo mío no es imprudencia, es responsabilidad.

–José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto, ha dicho que en casos como el de Alberto y Marta hay que tener prudencia...
–Las decisiones que se adopten en ambos casos determinarán quién tiene razón. Cuando hago una declaración suelo estar documentado. No hablo de oídas.

–La «guerra de Contador» ha superado el prólogo, ¿en qué etapa discurre la de Marta?
–Continúan las investigaciones.

–¿Va para largo?
–Espero que no. Hay que confiar en el trabajo de la Justicia, que colocará a cada uno en su sitio.

–¿Tiene un pálpito?
–Se generó alarma social cuando apareció en los medios de comunicación el nombre de Marta Domínguez. Pero desde entonces han cambiado mucho las cosas. Tengamos tranquilidad mientras esperamos lo que dicte la jueza.

–¿Es inocente, la han perseguido sin justificación, qué piensa?
–Marta es de las deportistas que más controles ha pasado en su carrera, tanto por parte de la Federación Española como de la Internacional, por ser de las mejores del mundo. No ha dado positivo. Ella ha explicado lo que tenía que explicar... Yo creo en Marta. Pero hay que esperar.

–¿Cómo se evitarían todos estos juicios paralelos que tanto daño hacen al deportista, primero, y al deporte, después?
–Pensando que el deporte en general es limpio y los dopados son la excepción. No hay que juzgar al 98,8%. Hay que apoyar al deportista y creer en él, mientras no se demuestre lo contrario. Tengamos siempre presente la presunción de inocencia.

–¿Los deportistas son unos panolis o unos listos? Lo digo porque asumen cualquier imposición de la autoridad sin rechistar.
–El deportista se dedica a entrenarse y a competir. Lo que le preocupa es la competición, no lo que rodea a la competición. Sin embargo, gracias a Dios eso está cambiando y se están movilizando las asociaciones de deportistas para que su presencia en todos los ámbitos sea más importante y para estar más encima de cuestiones que sólo les afectan a ellos.

–Usted siempre se sitúa al lado del deportista, ¿estaría feo que el presidente del COE recomendara a los deportistas que se plantaran y que hicieran un boicot a los Juegos de Londres en 2012?
–Jamás avalaría un plante de deportistas para cambiar las normas. Con el diálogo se llega lejos.

–¿Entonces?
–Hay que escuchar a los deportistas. El diálogo siempre triunfará por encima de la fuerza.

–¿Qué hay que crear en España para agilizar procesos como el de Contador o el de Marta?
–Sería preciso crear una agencia independiente, un grupo de especialistas, abogados y médicos que, en situaciones como éstas, dictaran sentencias rápidas.

–¿Un comité exprés?
–Algo así que ya existe en otros países. Lo integran especialistas que garantizan rapidez. En España habría que cambiar algunas leyes, pero llegará en el futuro.
Mientras eso ocurre, continuamos pendientes del futuro deportivo de Marta y Contador.