Una gran abstención marca las primeras elecciones en Kosovo

Las primeras elecciones legislativas celebradas en Kosovo desde su declaración de independencia en 2008 no fueron precisamente un éxito. Más de 1,6 millones de kosovares estaban llamados a votar ayer, pero fue el escepticismo el que «ganó» los comicios. La bajísima participación –un 34% cuatro horas antes de que cerraran los colegios electorales– muestra que los propios albanokosovares no creen en sus políticos ni en su Estado.

Una mujer serbo-kosovar deposita su voto en un colegio electoral de Gracanica. 12 de las 29 formaciones políticas de Kosovo son serbias

Los candidatos ya no jugaban con la fácil materia prima de la independencia. Los grandes ejes de la campaña se centraron en el asfixiante índice de paro (la mitad de la población está desempleada) y la corrupción generalizada. 29 partidos políticos conforman el mapa de la democracia en el país, nueve de ellos, formaciones serbo-kosovares que no se presentaron a estas elecciones.

La antigua provincia serbia intentó, no obstante, trasladar una imagen de normalidad democrática, sólo interrupida por incidentes aislados. El más grave se produjo en Zubin Potok, en Kosovo Norte, un enclave de mayoría serbia donde la mayor parte de la población no reconoce la independencia. Allí, hombres armados tirotearon las instalaciones de la KFOR, aunque nadie resultó herido. Tampoco pudieron operar los 14 colegios electorales de la región norteña, y uno de los centros de votación móviles fue asaltados con material pirotécnico por dos hombres.

El Gobierno de Belgrado asistió disgustado a la participación de los candidatos serbo-kosovares que no boicotearon los comicios. Según el secretario de Estado para Kosovo, Olivier Jovanovic, estas elecciones «ahondarán en las diferencias» entre los serbios.

El último sondeo daba la victoria al Partido Democrático (PDK) del primer ministro Hashim Thaci, quien obtendría la victoria con un 30% de los sufragios. Con dos puntos de diferencia, le seguiría el candidato de la Liga Democrática, Isa Mustafa, aunque al cierre de esta edición no se conocían aún los resultados.