Ninguna soporta a Cruise

Katie Holmes pidió ayer el divorcio, el tercero del actor, al parecer, debido a su obsesión con la Cienciología

Hasta ahora había dos parejas en Hollywood que se consideraban un solo individuo: «Brangelina», formada por Brad Pitt y Angelina Jolie, y «TomKat», por Tom Cruise y Katie Holmes. Ahora parece que se quedan solos los primeros porque Katie Holmes pidió ayer el divorcio, según fuentes de la revista «People», que más tarde fue confirmado por los abogados. Así las cosas, se pone fin a más de siete años de relación, seis de matrimonio y titulares de cuento de hadas y rumores de los problemas de la pareja. Además de Suri, de 6 años, la hija de la pareja y los reportajes sobre los gustos caros de la niña, que incluyen maquillaje y zapatos de tacón, quedará sobre todo la imagen de Tom Cruise saltando sobre el sillón del plató del programa de Oprah en el que declaró su amor por la actriz.

Fue Katie Holmes, de 33 años, la que ha presentado el divorcio, según el abogado de Tom Cruise, de 49 años, Bert Fields. «Tom está muy triste y concentrado en los niños», explicó Fields. Mientras, el representante legal de Katie Holmes Jonathan Wolfe, recordó que el asunto es «una cuestión personal en la vida de Katie y su familia. La preocupación principal de Katie es, como siempre ha sido, su hija», recordó en un comunicado.

Riguroso régimen postparto
Prácticamente desde que empezó su relación, la pareja ha sido acosada por fotógrafos, periodistas y reportajes en las revistas del corazón en los que se ponía de manifiesto las severas normas que Tom Cruise había impuesto a la joven. Entre todos estos rumores, se especuló con las posibles fricciones debido a las distintas religiones que profesan ambos: Tom Cruise es cienciólogo y Katie Holmes es católica. También, se acusó al actor de obligar a la joven a seguir un riguroso régimen después de dar a luz a Suri, mientras que la educación de la pequeña se ha puesto en tela de juicio en numerosas ocasiones. Sobre todo por la forma de vestir de la pequeña. No han pasado desapercibidos los zapatos de tacón que lleva la niña ni tampoco los paseos sin ropa de abrigo por Nueva York en pleno invierno.

A pesar de todos estos rumores de los problemas en su relación, esta decisión de Katie Holmes es una sorpresa para muchos. Precisamente, hace pocas semanas Cruise declaró a la revista «Playboy» que quería a mujer igual que cuando empezaron su relación. «Es una persona extraordinaria, y si pasas cinco minutos con ella, lo verás. Soy feliz, y lo he sido desde el momento que nos conocimos. Lo que tenemos es muy especial», reconoció el actor de su tercer matrimonio después de haberse casado con Mimi Rogers y Nicole Kidman.

 

UNA MÁS EN LA LISTA DE RELACIONES FALLIDAS
MIMI ROGERS
La actriz fue su primera esposa, entre los años 1987 y 1990, cuando Cruise estaba en el comienzo de una carrera de «sex symbol», con películas como «Cocktail» y «Top Gun». En 1988 rodó «Rain Man».
NICOLE KIDMAN
Divorciado de Rogers, conoce a la australiana en el rodaje de «Días de Trueno» (1989) y la relación se consolida en una discreta ceremonia de boda. El rodaje de «Eyes Wide Shut» provoca una crisis definitiva y divorcio en 2001.
PENÉLOPE CRUZ
Otro rodaje terminó en romance en la vida de Cruise: fue el de «Vainilla Sky» (2001). Muchos lo calificaron de montaje, pero en todo caso terminó en 2006, cuando anunció su compromiso con Holmes.