Fórmula 1

El peor Tiger «ataca» Augusta

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Madrid- El Masters de Augusta, primero de los cuatro «major» de la temporada de golf, arranca hoy y hasta el domingo con la presencia de cuatro españoles –Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, Chema Olazábal, de vuelta a la competición tras meses de baja, y Álvaro Quirós, el que menos experiencia tiene en el «Amen Corner» del National pero el que, hoy por hoy, anda mejor de juego– y un «tigre» en prolongadas horas bajas. Tiger Woods tiene suficientes «chaquetas verdes» (símbolo del campeón) en su guardarropa como para ponerse una distinta cada día del torneo y aspira a la quinta en esta edición con su posición más baja desde que pasó al profesionalismo hace 15 años:hundido en la séptima plaza del «ranking» mundial, desde donde trata de recomponer su rompecabezas vital tras el escándalo sexual que derivó en su divorcio, su retiro temporal de los campos y la posterior pérdida del número uno mundial.

Desde su destronamiento, ni siquiera el zurdo Mickelson, dueño de tres «chaquetas» y el más firme heredero al cetro mundial, llegó para quedarse. Phil es ahora el número tres por detrás del alemán Kaymer y el inglés Westwood (48 centésimas les separan). De hecho, la diferencia entre los primeros seis jugadores del «ranking» es tan escasa que el que venza o haga un mejor papel en Augusta puede alcanzar el liderazgo mundial. Pero a Tiger, el mejor golfista de todos los tiempos, siempre se le espera. Él mismo se coloca entre los favoritos: «Puedo ganar el Masters». Y lanza un esperanzador órdago: «Todavía el mundo no vio lo mejor de mí».