BBVA cree que el beneficio de este año batirá el de 2009

A pesar de que en los nueve primeros meses del año el beneficio atribuido disminuyó un 12,2% en relación con el mismo periodo del año anterior, BBVA aseguró ayer que este año sus ganancias estarán por encima de los 4.210 millones logrados en 2009.

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

Y es que a la entidad que preside Francisco González le faltan apenas 543 millones de euros para superar esa cifra, después de que entre enero y septiembre lograra un beneficio atribuido de 3.668 millones de euros (1.140 millones de ellos en el tercer trimestre). En los últimos siete trimestres, el BBVA ha obtenido entre 1.081 millones (la cifra mínima en el cuarto trimestre de 2009) y 1.561 millones, la mayor cifra, entre abril y junio del pasado año. El hecho de que en último trimestre no vaya a haber ninguna provisión extraordinaria garantiza un notable incremento de los resultados.

BBVA presumió ayer de reducir la mora del grupo una décima, hasta el 4,1%, (5,0% en España) en relación con el trimestre anterior, aunque este nivel es superior en siete décimas al del tercer trimestre de 2009. Cano destacó el fuerte descenso de las entradas netas en mora, que se han reducido un 58% en el periodo. «No vamos a ver más morosidad en España en los próximos trimestres»

BBVA ha acabado entrando en la «guerra del pasivo» y ha captado 16.000 millones de euros en el trimestre, 12.000 millones en España, no con campañas sino con ofertas individualizadas, más para proteger a los clientes del banco.


Críticas a las cajas
Cano aprovechó su intervención para exigir un rápido final para la reordenación de las cajas «que se nos antoja está yendo más lenta de lo que deseamos». El consejero delegado de BBVA fue muy crítico con algunas cajas, sin dar nombre alguno, que habiendo recibido dinero del Frob se permiten el lujo de lanzar campañas para captar depósitos que les van a suponer fuertes pérdidas en un mercado en franca atonía.

El consejero delegado de BBVA cree que el precio de las viviendas tienen que bajar todavía otro 5% de media.