La tormenta

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Las tormentas y su agua correspondiente. Con esta metáfora me refiero por tercer artículo a la tragedia «seducida y abandonada» interpretada por la gran trágica Belén Esteban, que no ha llegado con la misma fuerza a las revistas de los miércoles. Su arrolladora potencia se ha quedado en las televisiones. Tan sólo «Lecturas» trae a su portada a la «princesa del pueblo» y sus desgracias actuales. «¡Hola!» prefiere una portada clásica: la bella princesa Sofía de Habsburgo habla después de la trágica muerte de su hijo. Está como siempre, como cuando se paseaba por España, magnífica. En su apuesta glamourosa, la citada revista nos ofrece un trío triunfador de españoles en París: Isabel Preysler, Cayetano Rivera y Tamara Falcó, que comparten las mesas que se colocaron en el desfile de Loewe con Jaime de Marichalar, Adriana Abascal y la ya inevitable Carmen Lomana. Marta Sánchez y su nuevo amor, Hugo, ofrecen la imagen cosmopolita de esta nueva pareja. Pasean por Nueva York, que es escenario obligado para todos los enamorados que tengan sitio preferente en la vida diaria. «Lecturas» nos pone nerviosos con la exclusiva de una pareja turbulenta: Vicky Martín Berrocal y Feliciano pasan una noche de discoteca y rosas en Sevilla. Suponemos que también champán. El tenista es un atleta sexual, no sólo es estupendo con las pelotas, o quizás sí. Parece que nunca tiene bastante, prefiere a mujeres de más de 30 años, lo que dice mucho de su buen gusto. Hoy las mujeres están mejor que nunca en la década que va de los 30 a los 40. «Semana» hace un buen reportaje con las diademas de la Casa Real y destaca la que el Príncipe le ha regalado a su esposa, que en materia de tiaras siempre iba de prestadillo. Carlos Latre, haciendo de Jaime Peñafiel en el programa de Herrera, a la pregunta que le hice sobre este tema, y siendo más Peñafiel que el mismísimo Jaime, contestó que la citada diadema se la han hecho con los «braket» que tenía en la boca.