Méndez y Toxo dicen que «crecen las razones» para asistir a la huelga general

MURCIA- Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, dijeron ayer que «crecen las razones» para secundar la huelga general del 14 de noviembre, y pidieron a Gobierno y patronal que reflexionen por las circunstancias que han llevado a esta convocatoria.

En rueda de prensa tras una asamblea con trabajadores de Murcia, Toxo instó, además, al presidente de la CEOE, Juan Rosell, a que aclare cuando España se merece una huelga, ya que «lo que España no se merece son las políticas que están provocando este desastre», en alusión a las declaraciones del dirigente empresarial en las que daba a entender que no era el momento más oportuno para tal convocatoria.

A su juicio, van dos años y medio de políticas orientadas a conseguir «cueste lo que cueste» el equilibrio de las cuentas públicas, por lo que se preguntó cuánto tiempo tiene que pasar más, y cuando se producirá «la caída del caballo» de quienes aplican tales políticas, ya que en «la austeridad no hay salida, sólo sufrimiento».

El dirigente de CCOO subrayó que la huelga era «inevitable e imprescindible» y que, a diferencia de las dos anteriores que tuvieron como referencias las reformas laborales, en este caso se enmarca en una convocatoria de la Confederación Europea de Sindicatos que será más intensa en el sur de Europa y que incluirá manifestaciones en el resto del continente.

Cándido Méndez, por su parte, advirtió que esas políticas no provocan la confianza en los mercados sino «más desconfianza dentro y fuera del país», al tiempo que criticó el comportamiento insolidario de los empresarios que han aprovechado esta crisis para hacer «ajustes monstruosos» en sus empresas.

Ambos dirigentes sindicales recordaron su petición de un referendo en el que, según Méndez, la pregunta podría ser «¿Qué opinan los españoles de los recortes?».

 

Toxo no ve una Cataluña independiente
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, afirmó ayer que no ve en el horizonte, «en el corto, medio y si me apuras a largo plazo», una Cataluña independiente, al tiempo que aseveró que el tema se está utilizando «de forma muy oportunista» para «evitar el debate real sobre la situación de la economía y los efectos que tienen en Cataluña y en el conjunto de España las políticas que se están aplicando». Asimismo, manifestó que tal vez no sea el momento más apropiado, «que de forma oportunista ha utilizado Artur Mas», aunque afirmó que «se necesita una revisión de la Constitución».