Los 15 días de asueto del Consell

El presidente Alberto Fabra y sus consellers planean sus vacaciones con la amenaza de la reducción de Conselleries a sus espaldas

Valencia -El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se tomará quince días de vacaciones en agosto. Estará en Benicàssim, donde tiene un apartamento como buen castellonense, con su familia y puede que haga alguna escapada. Lo que sí es seguro es que aun en estos días de asueto hará alguna aparición pública.

El jefe del Consell ha ordenado a su plantilla que se tomen las vacaciones por turnos, para que siempre haya un «equipo potente» al frente la Generalitat, según explicaron fuentes de Presidencia. Sobre desconectar el teléfono, ni hablar. Todos deben estar pendientes de lo que ocurre y así lo estarán por la cuenta que les trae. Los tambores de remodelación suenan con fuerza. Si Fabra quiere ser una vez más el líder autonómico en aplicar las doctrinas de ajuste del presidente Rajoy, acometerá antes de que finalice el verano un nuevo recorte que supondrá la reducción del número de Conselleries.

El vicepresidente de la Generalitat, José Císcar, se turnará con el presidente. Estará de vacaciones de 6 al 15. En los últimos años ha sido habitual de Galicia, Asturias y del Pirineo. En cualquier caso, deberá buscar lugares con buena cobertura porque el portavoz del Consell, que este viernes descansará durante dos semanas de su comparecencia semanal tras la reunión del Gobierno valenciano, debe estar conectado 24 horas.

Imposible será para los consellers con competencias en materia económica dejar de analizar el índice de la prima de riesgo. Por si se produce alguna emergencia económica, ambos se quedarán por tierras valencianas. El responsable de Economía, Máximo Buch, se irá quince días a descansar a las playas de Jávea, tal y como acostumbra. Su entorno insistió en que seguirá «disponible» todos los días.

El conseller de Hacienda, José Manuel Vela, que tiene bien merecidas las vacaciones, empezará sus días de reposo el próximo 6 de agosto y no tiene pensado viajar. Se quedará en Rocafort.

Por su parte, la titular de Cultura, Turismo y Deporte, Lola Johnson, predicará con el ejemplo y no se dedicará a visitar otras ciudades fuera de nuestras fronteras. Por ello, durante la primera quincena de agosto se instalará en algún rincón de la Costa Blanca. Desde su Departamento aseguran que no estará más de diez días descansando y que estará operativa para acudir a los diferentes encuentros culturales que se celebran durante los días estivales.

En esta línea, la consellera de Educación, Formación y Empleo, María José Catalá, ha optado por marcharse la última quincena del mes. La ex alcaldesa de Torrent, pasará en esta localidad sus vacaciones, aunque, según fuentes de su entorno, se escapará a la playa algunos días.
Por su parte, la consellera de Infraestructuras, Isabel Bonig, dedicará sus vacaciones a estar con su familia entre Moncofa y Burriana. Paseará por la playas castellonenses, leerá y sobre todo, descansará.

Jorge Cabré, conseller de Justicia, iniciará sus vacaciones a partir del día 15 de agosto. Durante cerca de dos semanas descansará en Alicante para fomentar el turismo de la Comunitat y poder atender sus compromisos como conseller si la situación lo requiere.

El que este verano no tendrá vacaciones será el conseller de Gobernación y secretario general del PPCV, Serafín Castellano. El conseller ha decidido renunciar al periodo vacacional para atender sus obligaciones debido a la compleja situación económica de la Comunitat. No obstante, disfrutará de algunos días de playa en la casa que dispone en Dénia.

«Mens sana in corpore sano». El conseller de Sanidad, Luis Rosado, (médico de profesión) hace suya esta máxima y aprovechará sus vacaciones para practicar deporte y cultivar el espíritu. Serán días familiares, primero en Alicante, donde jugará a pádel y al tenis, y luego en los Pirineos, donde viajará con su mujer.

Y en esas horas muertas que se presuponen en todo asueto estival se ha prometido acabar la lectura de «El Mediterráneo», de John Julius Norwich, quizás acompañado por la música que sale de su recién adquirido tocadiscos, que le ha permitido recuperar sus antiguos vinilos de Bob Dylan, Atahualpa Yupanqui y Ping Floyd.

La consellera de Agricultura, Maritina Hernández, prefirió no desvelar el destino de sus vacaciones ni el periodo, aunque serán en el mes de agosto.