La Comunidad rebaja el sueldo de los funcionarios entre 1 y 57 por ciento

El Gobierno regional también eliminará 25 organismos públicos

La consejera de Economía, Inmaculada García, explicó ayer la modificación presupuestaria para aplicar el «decretazo» del Gobierno central
La consejera de Economía, Inmaculada García, explicó ayer la modificación presupuestaria para aplicar el «decretazo» del Gobierno central

CARTAGENA- Un recorte salarial de un 5,7 por ciento para los funcionarios públicos de la Región del grupo A y hasta el uno por ciento para los del grupo E; también los miembros del Gobierno regional y altos cargos reducen sus retribuciones y se prohibe la creación de nuevos organismos públicos, sociedades mercantiles regionales, consorcios ni fundaciones del sector público, excepto si surgen como consecuencia de la reestructuración autonómica.Los recortes también llegan al gasto en inversión y llevan a acentuar el endeudamiento financiero para afrontar el pago de 22 infraestructuras educativas y deportivas. Las condiciones adicionales para su financiación permiten aplazar el pago hasta tres años la fecha tras la entrega al uso o servicio de esas obras, incluyendo el importe los correspondientes intereses, previo informe del Instituto de Crédito y Finanzas, pero admitiendo, a priori un encarecimiento financiero de hasta el 50 por ciento en el coste de las obras, según el proyecto de ley.Este «tijeretazo» está contemplado en el proyecto de ley de modificación de los Presupuestos Regionales para este ejercicio con el fin de adaptarlo al decreto de reducción del déficit público aprobado por el Congreso y con el que se prevé que se ahorre unos 50 millones de euros, según informó ayer la consejera de Economía y Hacienda, Inmaculada García, durante el pleno de la Asamblea Regional.La adaptación de los Presupuestos regionales no será efectiva hasta el próximo lunes, día en el que se celebrará un segundo pleno de debate de enmiendas parciales. García, que manifestó su desacuerdo con el fondo y las formas de las medidas del Gobierno central, señaló que se trata de un simple cuadre de cuentas con medidas fáciles porque afectan a los empleados públicos e injustas porque repercuten en los más débiles de la sociedad, como los pensionistas. Así, explicó que el déficit público que se intenta recortar y que asciende al 11,2 por ciento es la suma del 2 por ciento de las autonomías, el 0,5 por ciento de los ayuntamientos y ocho puntos de la Administración central, lo que demuestra, a su juicio, que el problema lo ha generado el Gobierno central.Por si esto fuera poco, el jefe del Ejecutivo murciano mete aún más la tijera y eliminará 25 consorcios, casi todos ellos turísticos, que irán paulatinamente desapareciendo y cuyos servicios serán asumidos por otras direcciones generales; se suprimirán otras tantas fundaciones y se reducirá el número de sociedades mercantiles mediante el proceso de absorción.

Otorgado el aval para el aeropuertoLa consejera en el pleno del Parlamento anunció ayer que a primera hora de la mañana se había hecho efectivo el otorgamiento del aval necesario para continuar con la construcción del Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, ubicado en la pedanía murciana de Corvera. «Me consta que todos los diputados de la Asamblea y los partidos políticos, excepto José Antonio Pujante, están convencidos y respaldan el despegue de esta infraestructura oportuna y que colaborará a la creación de empleo y al crecimiento económico de la Región», apuntó la consejera.