Zaira el fichaje estrella de Forlán

La presentadora no pudo viajar a Hamburgo porque prepara su debut en el «Mira quién baila» de Buenos Aires. Aun así, Diego Forlán le dedicó los dos goles que le valieron el título europeo al Atlético de Madrid

Zaira, el fichaje estrella de Forlán
Zaira, el fichaje estrella de Forlán

Los goles que han dado al Atlético de Madrid la copa de la Europa League tienen dueña: Zaira Nara. El héroe colchonero, Diego Forlán, lo hizo saber nada más terminar el encuentro en Hamburgo: «Este partido lo merecimos ganar desde el principio, me tocó hacer los goles y lo disfruté mucho. Se lo dedico a la afición, amigos, familia y, especialmente, a mi novia», confesó el uruguayo sobre la argentina con la que comparte su vida desde hace ahora dos años.Se trataba de una dedicatoria lanzada a más de once mil kilómetros de distancia. Y es que ella no le pudo acompañar desde la grada, pero tampoco lo siguió con el resto de los aficionados rojiblancos en Madrid. Estos días ensaya en Buenos Aires las primeras coreografías para debutar como concursante en «Bailando por un sueño», la versión argentina de «Mira quién baila» en la que se tendrá que ver las caras, entre otros, con Lorenzo Lamas. Un desembarco esperado, sobre todo teniendo en cuenta de que allí Zaira, bonaerense de 21 años, es una de las estrellas mediáticas más populares, con su 1,62 metros de estatura y unas medidas perfectas: 90-58-90.Su hermana, Wanda, le abrió las puertas de la popularidad como una de las vedettes más polémicas del país, entre otras cosas, porque se dio a conocer por sus escarceos amorosos con Maradona, aunque ahora se ha convertido en esposa y madre ejemplar desde que está casada con ex jugador del Barça, Maxi López. «Si alguna vez fui la sombra de Wanda, eso quedó atrás. Ya no soy'' la hermana de...''», confesaba la pequeña de las hermanas Nara.

Abogada en ciernesEn Buenos Aires lo ha conseguido, pero en España es, por el momento, «la novia de...». Más reservada que Wanda, reforzó su caché como modelo cuando en 2008 protagonizó una campaña para Pantene y el año pasado dio el salto a televisión, lo que la obligó a aparcar sus estudios de Derecho en la Universidad de Belgrano. Frente a la férrea discreción de las parejas de otros futbolistas, Zaira no tiene problema alguno en dar detalles de su relación con el uruguayo, diez años mayor que ella –Diego cumplirá 31 el próximo miércoles, cuando luchará por la Copa del Rey–. Ella misma ha contado que se conocieron a comienzos de 2008 en Rumi, una exclusiva discoteca de Buenos Aires. Aquella noche no pasó nada –al menos, eso dice–, sin embargo; fue el punto de partida para intercambiar los e-mails, los números de teléfono... No era la primera vez que un futbolista de renombre quería cortejarla. El barcelonista Leo Messi también intentó coquetear con ella hace unos cuatro años en un pub de Bariloche, pero se resistió. Zaira tiene marcado en el calendario el 30 de mayo de 2008 como el día de su primera cita oficial con Forlán, para la que se preparó con su maquillador y peluquero de confianza. A partir de ese encuentro, su relación pasó de romance a noviazgo, y se les comenzó a ver juntos por las playas de Punta del Este, Montevideo, Buenos Aires y Madrid. Su presentación oficial en España como consorte del deportista tuvo lugar el pasado mes de octubre durante la entrega de la Bota de Oro a su novio como máximo goleador europeo.Sin embargo, fue el pasado mes de marzo cuando a Zaira se le presentó la oportunidad de compartir más tiempo con Diego y de acabar con los hándicap que conlleva una relación a distancia. Cuando se encontraba de vacaciones en nuestro país, Cuatro decidió emitir una versión española de «Justo a tiempo», el programa que había catapultado a Zaira en la televisión argentina, y contaron con ella para copresentarlo. No se lo pensó, abandonó Buenos Aires y se instaló en casa de Forlán en Las Rozas. No obstante, la audiencia no respaldó al programa vespertino y se retiró de la parrilla cuando apenas había cumplido dos semanas de emisión. Mientras, en Madrid, Iñaki López, su compañero en «Justo a tiempo», se lamentaba de la retirada del programa «porque las expectativas no se han cumplido»; en Buenos Aires Zaira apuntaba otros motivos del fin de su relación con Cuatro: «Decidí dejarlo porque empecé a extrañar, no me siento cómoda, el formato no es como el argentino. Comencé a sentir miedo», comentó la modelo, que quiso dejar claro que ese contrato no era fruto de su relación con Forlán: «Entré en el programa a través de un cásting entre 60 chicas, pero cada vez me daban menos protagonismo. Estaba lejos de todo y nada era tan color de rosa como me imaginaba».

Fichaje sorpresaEn ese momento, Zaira, lejos de intentar mover de nuevo su currículum por nuestro país o aceptar otros programas como «CQC» o «El hormiguero» –donde asegura que la quisieron recolocar–, decidió volver al otro lado del Atlántico. ¿Recuperaría su puesto la hija pródiga en el «Justo a tiempo» argentino? En principio, parece ser que sí, incluso reapareció en su antiguo programa. Sin embargo, de forma inesperada la argentina fichó por sorpresa por «Bailando por un sueño» con el correspondiente malestar de su anterior casa, la cadena Telefé. «Cuando regresé a Argentina no surgió nada ni tenía ninguna oferta concreta; además, en este mundo tampoco te puedes dormir y esperar a que surja algo», justificó Zaira. Los ensayos le impidieron viajar a Hamburgo y la última vez que se la vio por Madrid fue a finales de abril para recoger sus últimos enseres de la casa de Diego y, sobre todo, llevarse a su nuevo apartamento en Las Cañitas –un barrio bonaerense de alto poder adquisitivo– a su perra. Acababa así su primera experiencia como ama de casa. «En Madrid me tuve que poner las pilas: no estaba bien que él llegara de entrenar y no tuviera qué comer», ha dejado caer en una entrevista reciente. Aunque ha protagonizado más de una sesión en ropa interior, nunca se ha desnudado por completo delante de un objetivo, «y eso que las revistas en España me han ofrecido delirios de plata. Jamás haría una escena de sexo ni me desnudaría completamente ni besaría a una persona. Esas cuestiones las guardo sólo para él», comenta.

 

Celoso como cualquieraDe la misma manera, explicaque su novio no ha desaprobado hasta la fecha ninguno de estos posados sensuales: «Es celoso, como cualquiera, pero está orgulloso, porque sabe que soy totalmente suya». En este tiempo también les ha tocado sortear los correspondientes rumores de boda. Y aunque sí contemplan está posibilidad en un futuro, ella se considera «muy chica» para dar el paso. No tiene problema alguno, pero cuando se le pregunta por el comportamiento de Forlán en la intimidad: «Es igual que en el fútbol, donde siempre consiguió con garra las metas que quiso. Sabe cuidar su trabajo y sabe cuidar a su mujer. El rendimiento de Forlán es muy bueno, lo suficiente para tenerme feliz».Tras su ausencia en Hamburgo y Madrid, ¿acompañará a su novio en la final de la Copa del Rey ante el Sevilla? Parece imposible, sobre todo teniendo en cuenta que todavía no ha dado sus primeros pasos sobre la pista de baile y sus representantes ya han confirmado que dejará el programa en junio para marcharse a Suráfrica y acompañar a Forlán en el Mundial de Fútbol.

Con el corazón colchonero...- Aunque en más de una ocasión Zaira ha manifestado que no le gustaban los futbolistas y que su tipo ideal de hombre tenía que ser moreno, cuando el goleador rubio se cruzó en la vida de esta mujer, de un plumazo acabó con todos los estereotipos. - Pero, ¿de qué equipo es la modelo y presentadora? «Ahora soy del Atlético de Madrid. Yo soy del equipo en el que juegue mi novio», comentaba hace poco. Sobre los colchoneros, después de compartir con ellos más de una tarde en el estadio Vicente Calderón, asegura que «la afición rojiblanca se parece mucho a la argentina».- Con la familia de su novio lleva una relación más que cordial. De hecho presume de amistad con sus cuñadas, una de ellas vive en Palma de Mallorca y la otra, en una casa cercana a la de Forlán en Las Rozas.

... y la camiseta uruguaya- Hace unos días Umbro daba a conocer su nueva campaña publicitaria con la vista puesta en el próximo Mundial de fútbol que acogerá Suráfrica.- Para ello, contó con las novias y esposas de algunos de los futbolistas más destacados del panorama internacional, que posaron únicamente con las camisetas y calcetines de cada selección. - Así, con la «canarinha» posó Susana Werner, pareja del guardameta de Brasil, Julio César; y la alemana Julia Godicke, novia del germano Peter Metzelder, hizo lo propio con su país.- Para representar a la selección uruguaya, la firma deportiva eligió a la argentina Zaira, un cambio de camiseta con el que ella parece identificarse sin problema alguno (en la imagen), pero que parece no haber caído muy bien entre sus compatriotas, sobre todo teniendo en cuenta la pasión de los argentinos demuestran por el deporte rey.