El Botánico exhibe una osamenta de rorcual de ocho metros

La osamenta de un rorcual (ballena tropical) de ocho metros se exhibe por primera vez en el Real Jardín Botánico de Madrid, de la mano de la exposición "Biosfera Fuerteventura", inaugurada ayer.

La exposición, un recorrido audiovisual por el programa Hombre y Naturaleza de la Unesco, pretende contribuir a la sensibilización ya que los mamíferos marinos son parecidos a los humanos, según el biólogo Manuel Carrillo, uno de los integrantes del proyecto.

Para el director de la Reserva de la Biosfera Fuerteventura, Antonio Gallardo, "las Canarias tiene una amplia diversidad de cetáceos marinos y este esqueleto de rorcual es un ejemplo de ello, tenemos piezas el doble de grande que ésta".

"Madrid es el kilómetro cero y es un elemento importante para nosotros como elemento simbólico", ha afirmado Gallardo, que ha adelantado su deseo de dejar aquí el rorcual para que forme parte de un proyecto más ambicioso como es la recuperación de cetáceos.

Gallardo ha asegurado en la inauguración que quieren aportar su "granito de arena"con su experiencia para poder hacer una "mítica Senda de Cetáceos por el mundo y con esto la gente puede valorar la importancia de la conservación marina".

"Fuerteventura es uno de los territorios pioneros europeos en el que se conocen las especies marinas bien, esto forma parte de un estudio biológico y patológico amplio de los cetáceos", ha dicho Carrillo.

Este biólogo ha insistido en que "antes la mayoría de los esqueletos acababan en los vertederos y ahora pueden aprovecharse para mostrar su morfología y sensibilizar a la población".

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, ha apostillado que "la reserva mundial de la Biosfera es un compromiso, y la finalidad es cambiar el modelo de desarrollo".
Por su parte, el director del Real Jardín Botánico, Gonzalo Nieto, ha señalado que el proyecto Biosfera Fuerteventura es "el mejor modelo hacia el futuro que podemos tener y un buen planteamiento de sostenibilidad".