A los tuyos por Pedro Alberto Cruz

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La «sabiduría» popular, que necesariamente no es sabia aunque sea popular, dice que «a los tuyos con razón o sin ella», saltándose cualquier otra razón que no sea la del parentesco –familiar, amical o ideológico- por aquello de la «llamada de la sangre». Y así es en muchísimos casos aún cuando las circunstancias, en forma de evidencia, dicten otros comportamientos, otras perspectivas para obtener una visión más objetiva de la cosa. Parece que siempre sucede así salvo… cuando se refiere a nuestra Región.

Y lo parece porque, sumándose al talante cainita de muchos paisanos, desde determinadas esferas de lo que se llama poder (en entredicho por esa abstracción que concretamos en los denominados «mercados») se le ha dado la vuelta al dicho hasta dejarlo en «a los tuyos nada, incluso lo que ya tienen acabado, aunque tengan razón». Quizá esta «vuelta» culta trate de hacerse con la sabiduría atribuida al pueblo antes de grabarla con algún impuesto.

¿Y por qué me refiero a esto? Sencillo y fácil de entender sólo con recordar algunos acontecimientos recientes, algunas declaraciones de los «mandamases» centrales y, sin ser novedad nuevamente la sensación de frustración de los que pensábamos que, si los del centro y la periferia dormían en el mismo colchón, serían de la misma opinión. ¡Nada más lejos de la realidad!
Aeropuerto, AVE, corredor (y en un caso concreto la crisis no justifica las zancadillas, las trabas y los retrasos), justicia (y dejo claro que quien sea culpable que lo pague) con filtraciones interesadas, denuncias anónimas y juicios paralelos que marcan a fuego aunque se sea inocente, etc. Mejor sería iniciar los trámites de divorcio por si sonara la flauta, sin importar que fuera por casualidad, y se nos diera lo que nos corresponde, y que siempre nos han negado los unos y los otros, incluyendo a los que estaban antes que todos ellos.