Bárbara Rey y sus hijos derrumbados

El famoso empresario y domador de circo, Ángel Cristo falleció la madrugada del martes en el Hospital Universitario de Alcorcón, a consecuencia de un paro cardiaco. La familia informó, a través de un breve comunicado, que el domador ingresó en las urgencias una hora antes de su muerte y que el entierro tendrá lugar el miércoles en el cementerio de la Almudena en Madrid.

Bárbara Rey llegaba al hospital donde estaba ingresado Ángel Cristo minutos antes de que se produjera el fallecimiento. A pesar de la mala relación que últimamente ambos tenían, la vedette quiso estar con su ex marido en sus últimos momentos. El enfrentamiento entre Bárbara Rey y el domador de tigres se ha caracterizado siempre por ser de lo más televisivo. Pero la actriz y presentadora de televisión se acercó rápidamente al Hospital Universitario de Alcorcón preocupada por el verdadero estado de salud del padre de sus hijos, tras anunciarse en los medios su crítica hospitalización. Bárbara llegó después de sus hijos para dar todo su apoyo a la familia del empresario en los peores momentos. Minutos después, el primero en abandonar el hospital fue el hijo del domador y la vedette, Ángel Cristo Junior. Tan discreto como siempre, se montó en el coche sin pronunciar palabra, pero su rostro auguraba la triste noticia. Un poco más tarde madre e hija salían juntas del centro de salud. Sofía, con los ojos llorosos, estaba a punto de derrumbarse. Tampoco quiso hacer declaraciones al respecto, pero su cara presagiaba el lamentable final del domador. Bárbara Rey, que se ha convertido en el mejor apoyo de su hija en estos duros momentos, también estaba visiblemente afectada. Al preguntarle los periodistas si se trataba de malas noticias, ella lo único que respondió fue: "Eso a mi no me corresponde decirlo pero preguntarle a Sofía".A la familia les pilla «por sorpresa» Por su parte, el sobrino del domador, José Miguel Garrido, explicó a los medios, en declaraciones a las puertas del hospital que toda la familia del famoso domador, pero "sobre todo sus hijos", están "muy afectados"por su reciente fallecimiento, y reconoció que aunque tenía "problemas"de salud, la noticia les ha cogido por "sorpresa". El portavoz familiar explicó que el domador y empresario "venía de un viaje desde Jaén"en coche, cuando empezó a "sentirse mal", por lo que sus dos compañeros le llevaron a un centro de salud. Desde ahí fue trasladado al Hospital de Alcorcón, donde no "pudieron reanimarle", después de una "tercera parada cardiaca". El sobrino de Ángel Cristo subrayó que "los doctores han confirmado que llevaba tiempo sin consumir ninguna sustancia", por lo que el popular empresario circense estaba en estos momentos "intentando salir de sus problemas"relacionados con las drogas. Además, Garrido adelantó que el velatorio de su tío tendría lugar la tarde del martes en el tanatorio de Alcorcón, y que el miércoles sería enterrado a "una hora por confirmar"en el cementerio madrileño de La Almudena..