Con ganas de Mario Casas

El actor presenta las primeras imágenes de la secuela de «Tres metros sobre el cielo»

Es uno de los hombres más esperados en Málaga durante los últimos años. No sólo legiones de fans recorren las calles y esperan a las puertas de los hoteles para poder verle, aunque sea fugazmente; su carrera cada vez adquiere mayor interés dentro del cine español. Es, por supuesto, Mario Casas, que ni siquiera vino al certamen a presentar una película; las primeras imágenes de «Tengo ganas de ti», la secuela del éxito de taquilla «Tres metros sobre el cielo», son suficientes para que el certamen se revolucione. Pero el actor ya no es (únicamente al menos) un guapo televisivo destinado a ocupar con sus fotografías las carpetas de las colegialas. Su participación en «Grupo 7» y en la nueva adaptación de la novela de Moccia, entre otros proyectos cinematográficos, lo sitúan como una joven promesa de la interpretación en nuestro país. «Ya no sólo por los trabajos que voy haciendo, sino por la vida, me noto más maduro. Creo que es una película que va a llegar a un público mucho más amplio que la primera», cuenta el actor.

En el filme la trama abandona el tono adolescente para adentrarse en las relaciones románticas de un triángulo juvenil formado por Clara Lago, María Valverde y el propio Mario Casas. «Se ha producido el salto de la adolescencia a la juventud. Los conflictos son otros, las inseguridades también… En la anterior, mi personaje saltaba ante cualquier provocación. Aquí no: el trabajo es más contenido», explica el intérprete.

Temas universales
Es por esto que su director, Fernando González Molina, también aspira a ampliar el público de «Tres metros sobre el cielo»: «Ésta tiene la ambición de llegar a mucha gente porque los temas son universales. Ocurre en el momento en el que tomas las decisiones importantes de tu vida; todo el mundo se puede sentir identificado con esto», asegura. Sin embargo, las pretensiones cinematográficas no varían con respecto a la primera parte. «No quiero que la gente piense que es una cinta densa; el objetivo es entretener, igual que la anterior; lo que ocurre es que los temas son distintos. De momento, no existe ninguna pretensión intelectual», añade.

No renuncia, con todo, a una mezcla de géneros y, como revela el director, «a arrancar alguna lagrimilla, que es la marca de la casa. La cinta comienza como una comedia de sexos, pero, en realidad, es un drama. Se va oscureciendo porque trata sobre lo difícil que es enamorarse por segunda vez y enfrentarnos a nuestros fantasmas». «Tengo ganas de ti», que se estrena el próximo 22 de junio, aspira, como poco, a repetir el taquillazo de la primera parte. «Quiero incluso superar el número de espectadores. Creo que, por su temática, será posible», confía el director.