El Gobierno refinanciará hoy la deuda de ocho autonomías por 4000 millones

La Generalitat catalana conseguirá casi la mitad de esta cifra 

José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero

MADRID-El Gobierno aprobará hoy la refinanciación de la deuda de ocho comunidades autónomas por un importe cercano a 4.000 millones de euros, concretamente, por 3.854 millones. Esta decisión se produce días después de la polémica suscitada por el encuentro celebrado hace unas semanas en el Palacio de La Moncloa entre el president catalán, Artur Mas, y el jefe del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero.
Al término de la entrevista, Mas mostró su optimismo por el compromiso alcanzado por el presidente Zapatero de refinanciar los pagos de la deuda catalana por 2.500 millones de euros antes de que el Departamento de Elena Salgado apruebe el plan de reequilibrio financiero de Cataluña, autonomía que incumple con el objetivo de no superar un déficit presupuestario del 2,4% del PIB en 2010.
Entonces, el anuncio de Mas destapó de nuevo la caja de los truenos. Al final, La Moncloa prometió «café para todas» las autonomías en un intento de pacificar los ánimos sin demasiado éxito. La vicepresidenta segunda del Gobierno remitió a los presidentes autonómicos una misiva para calmar los ánimos. En la carta, Salgado admitió que encima de su mesa tiene los planes de reequilibrio financiero de quince comunidades. Es decir que las cuentas de todas las regiones, salvo dos, atraviesan el mismo momento precario que Cataluña.
En este complicado escenario autonómico, el Consejo de Ministros dará hoy su plácet a ocho autonomías para refinanciar su deuda por 3.854 millones de euros. De esta cuantía, casi la mitad se destinará a refinanciar la deuda de la Generalitat de Cataluña por una cifra superior a los 1.600 millones de euros, frente a los 2.500 millones que pretendía Artur Mas conseguir antes de que Elena Salgado de luz verde a su programa de reequilibrio de las cuentas financieras catalanas.

A la cabeza
El Consejo de Ministros dará su visto bueno, al final, a una refinanciación para Cataluña inferior a los 900 millones de euros que demandó el president Artur Mas a su salida de su encuentro en La Moncloa con José Luis Rodríguez Zapatero. No obstante, de las ocho autonomías a las que hoy se les autorizará su refinanciación, Cataluña se coloca a la cabeza del ránking, con 1.600 millones de euros, seguida de Madrid, con 819 millones, Andalucía con 500 millones y Baleares y Galicia con 400 millones cada región respectivamente. Las emisiones de estas deudas servirán en la inmensa mayoría de los casos para abonar el vencimiento de pago de los intereses de emisiones anteriores.
Esta autorización de emisión de deuda a Cataluña, Madrid, Andalucía, Baleares, Galicia, Asturias, Canarias y Extremadura se produce unos días antes de que el Ministerio de Economía de a conocer la próxima semana los déficit registrados por los distintos gobiernos autonómicos en el último trimestre del año pasado. El Departamento de Salgado ha retenido estos datos durante semanas, después de comprometerse a facilitarlos a principios de enero pasado. La vicepresidenta segunda intentó por todos los medios evitar la publicación de estas cifras durante la conferencia hispanoalemana que tuvo en Madrid el mes pasado.

Reequilibrio financiero
Pese a ello, Economía ha decidido darlos a conocer la próxima semana antes de aprobar los planes de reequilibrio financiero de quince comunidades. Estos datos demostrarán que todas las regiones, salvo Madrid, incumplen los objetivos de déficit pactados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera de junio pasado.
El presidente del Gobierno ya ha expresado su voluntad de limitar por ley el déficit de todas las administraciones públicas, incluidas, por supuesto, las comunidades. Esta limitación supondrá de llevarse a cabo el establecimiento de sanciones para las regiones que incumplan el objetivo de desfase de sus cuentas.
Con esta ley, Zapatero se adelantará al pacto de competitividad, que aprobará en una primera vuelta el próximo 11 de marzo el Eurogrupo para su aprobación definitiva el próximo 24 de marzo. La Eurozona, a propuesta de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy, desea dar una vuelta de tuerca a los compromisos presupuestarios de los Estados miembros del club del euro.