Más documentos avalan que la Junta está obligada a abonar el ERE de 2007

Los suplementos de la póliza firmada con la aseguradora del Vitalicio reiteran el pacto financiero.

La empresa contratada para la tramitación del ERE informó tanto a Mercasevilla como al Banco Vitalicio sobre las garantías financieras que aportaba la Junta en el ERE
La empresa contratada para la tramitación del ERE informó tanto a Mercasevilla como al Banco Vitalicio sobre las garantías financieras que aportaba la Junta en el ERE

SEVILLA- La aparición de más documentos sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) iniciado en 2007 en Mercasevilla acorrala a la Junta de Andalucía, que sigue negando su implicación en la financiación de las prejubilaciones pese que estas nuevas pruebas evidencian el «compromiso de pago» adquirido por la Administración autonómica con la aceptación del Banco Vitalicio, la empresa Vitalia y el propio mercado central.Arropado por dirigentes provinciales de CC OO y UGT, el comité de empresa exhibió un fax enviado al ex gerente de Mercasevilla Fernando Mellet por «Antonio Albarracín» en representación de Vitalia, la compañía contratada por la sociedad municipalizada para la tramitación del ERE. Este escrito lleva fecha del 30 de abril de 2008 y en su primera página deja constancia expresa del «compromiso de pago por parte de la Junta de Andalucía para el colectivo de los ocho trabajadores que han causado baja». Se anticipa, además, la inminente comunicación a la aseguradora del Vitalicio para «solicitar la póliza». La segunda página es la «conformidad» autonómica con la operación, «comprometiéndose» a abonar a los empleados 1.891.637,83 euros desde el 1 de julio de 2008. Este documento, revelado hace pocas semanas por el comité de empresa, está rubricado el 29 de abril de 2008 por el antiguo director general de Trabajo y Seguridad Social Francisco Javier Guerrero, quien fue destituido ese mismo día por la Consejería de Empleo.El fax cuenta con una tercera página, en la que se detallan los datos de los beneficiarios, el «nivel de cobertura» de su prejubilación y la «propuesta de financiación», que se reparte entre Mercasevilla –144.000 euros– y la Junta.La materialización de la operación descrita en este fax se encuentra en otro documento expedido el 22 de mayo de 2008 por el Vitalicio. Se trata del «suplemento número 2» de la póliza suscrita en noviembre de 2007 con Mercasevilla en calidad de «tomador», por exactamente la misma cantidad que se «compromete» a abonar la Junta: 1.891.637,83 euros.El presidente del comité de empresa, Rafael Domínguez, mostró otros dos «suplementos» emprendidos conforme los trabajadores se acogían al ERE, el primero firmado el 6 de febrero de 2008 –por 1.609.042,07 euros– y el tercero, el 3 de diciembre de ese año –por 1.954.640,4 euros–.DesapariciónDomínguez advirtió de que «tiene que haber documentos idénticos a éstos», tanto en el Banco Vitalicio como en Vitalia y la propia Mercasevilla, pero en todos los casos se niega su existencia. Por eso, concluyó que «o están mintiendo o los papeles han sido destruidos».La sociedad reúne a su comisión ejecutiva para analizar este asunto el próximo lunes, aunque los trabajadores y los prejubilados –que ese día cumplen tres semanas de acampada en la entidad– creen que la dirección muestra «bastante pasividad».Los sindicatos exigen a la Consejería de Empleo «que reconozca la evidencia y asuma su responsabilidad» en el ERE. En realidad, temen que la Junta les esté empujando a emprender acciones judiciales –el plazo legal expira en noviembre–, consciente de que el conflicto se diluirá en los dilatados tiempos judiciales.