Desalentador

La Razón
La RazónLa Razón

No resulta muy halagüeño comprobar cómo un porcentaje demasiado alto de valencianos ha emigrado de nuestra Comunitat. El dato ofrecido ayer por la delegada del Gobierno, Ana Botella, indica que algo está sucediendo en nuestra sociedad. No podemos conformarnos con conocer el aumento de un 20 por ciento de valencianos en el extranjero con derecho a voto, hay que preguntarse por qué ha ocurrido en tan solo cuatro años.

Coincido con mi amigo Rogelio en que no puede haber otra causa, al menos para la mayoría de esos 11.000, que la falta de expectativas en la región. La crisis económica hace estragos y no se detiene. Ahora, el rumbo es al revés, emigración en lugar de inmigración. Es desalentador, grave.
Desconozco cuál es la dinámica en otras autonomías. Da igual. Lo importante es cómo estamos y cómo vamos a estar.

El problema es que en el horizonte cercano se perciben más nubarrones que claros. Llevamos mucho tiempo perdido y la solución pasa por medidas muy duras para nosotros. Necesitamos estadistas.
Así es la vida.