Gallardón propone integrar el IBI en la Renta

Pretende que el impuesto dependa de la situación económica

Gallardón se estrenó ayer en un Pleno ordinario y respondió a las preguntas de los grupos de la oposición
Gallardón se estrenó ayer en un Pleno ordinario y respondió a las preguntas de los grupos de la oposición

MADRID- El primer Pleno ordinario de esta legislatura no defraudó. Finalmente el Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer el Plan Económico Financiero y el Plan de Saneamiento para el periodo 2012-2015 que presentó el delegado de Hacienda, Juan Bravo, y permitirá reducir la deuda de la ciudad en 1.351 millones de euros. Bravo aprovechó la ocasión para anunciar una nueva propuesta que la delegación está estudiando que consiste en integrar el IBI en IRPF. Con esta medida legal desaparecería el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para las personas físicas, pero no se vería afectada la recaudación municipal. Los grupos municipales PSOE y UPyD se opusieron a esta medida y plantearon congelar el IBI, algo que supone menguar los recursos del Ayuntamiento beneficiando más a quienes más tienen. «No hay nada más justo que esto», reiteró Bravo. Esta modificación no afectaría a las personas jurídicas ni a las grandes empresas, por lo que mejoraría la tesorería mensual de los más de 8.000 municipios de la Comunidad de Madrid y tiene en cuenta la capacidad económica, nivel de ingresos y circunstancias personales y familiares de los contribuyentes. La idea sería adjudicar a cada inmueble una renta teórica adicional a la que se aplica exclusivamente a IRPF a las viviendas no arrendadas y que no sea la habitual. De esta forma, a este impuesto le incorporan un importe de renta equivalente a la cuota que representaría el IBI, pero integrándola se facilita su reembolso vía retención mensualmente y resulta menos gravoso para una economía familiar. «Esta renta teórica de cada inmueble podría ser gravada, por ejemplo, al tipo medio del IRPF del contribuyente y el importe resultante iría destinado en su integridad al municipio correspondiente; o, si se prefiere, podría gravarse con una tarifa especial», puntualizó Bravo. De la misma forma, añadió que el Ejecutivo municipal estudiará «la posibilidad de articular, vía gasto, una línea de subvenciones para compensar un porcentaje de los casos de capacidad económica más baja que son poseedores de una vivienda». Así, compensará el IBI con una dinámica similar a la de la Tasa de Basuras a partir del próximo año. «No serán bonificaciones porque no se pueden articular en la ordenanza, dado que no están previstas en la Ley de Haciendas Locales. Es un parche, pero es lo único que podemos hacer», explicó.Por otra parte, aunque se aprobaron en dicho pleno ambos planes municipales, el texto no será definitivo, ya que «habrá que cambiarlo dentro de un mes» porque el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció que habilitará una línea de crédito ICO para el pago de las facturas pendientes de entidades locales con empresas y autónomos. Así, el ICO, «a través de la entidad colaboradora oportuna», realizará el pago directamente a los proveedores. El plazo del préstamo al ayuntamiento no podrá superar los tres años, ni el 25% de la participación del municipio en los tributos del Estado, que contribuirá la «garantía final» del préstamo. Por ello, esta medida del Gobierno echa por tierra el trabajo de la Delegación de Hacienda, ya que modifica los capítulos de ingresos y gastos de los planes municipales.


El primer debate del alcalde en un Pleno
Se ha convertido en un hito en el Consistorio madrileño. Tras 8 años de mandato, Gallardón se sometió ayer por primera vez a un turno de preguntas de control durante un Pleno ordinario del Ayuntamiento de Madrid. Los temas más recurrentes por parte de la oposición fueron los recortes, las prestaciones sociales o la situación del Magerit. Pese a ser un asunto muy trillado, UPyD volvió a recordar la polémica de los coches oficiales para saber cuántos les corresponde finalmente a cada grupo municipal y se preocupó por el destino de los trabajadores. También quedó visto para sentencia el futuro del Mercado de Villa de Vallecas y los centros ocupacionales de discapacitados Magerit y Fray Bernardino, declarados en situación de desalojo inminente.