El 478% del gasto de la Casa es para personal

Además de los 814.128 euros que comprende la asignación directa a la Familia Real, el secretario general de la Casa del Rey, Alfonso Sanz, desglosó ayer a qué se dedican los 8,4 millones de euros del presupuesto que le asigna el Gobierno y aprueban las Cortes para la Corona.

Estructura y presupuesto de la Casa del Rey
Estructura y presupuesto de la Casa del Rey

MADRID- La mayor parte de la percepción anual de la Casa del Rey se emplea en gastos de personal y en gastos corrientes en bienes y servicios, dos partidas que aglutinan el 86,72 por ciento del gasto de la Casa. Todo partiendo del principio de que, pese a ser la casa real más austera de Europa, se han establecido en Zarzuela grupos de trabajo por cada capítulo para analizar en qué se puede recortar.

El capítulo de gastos de personal emplea el 47,89 por ciento del presupuesto, lo que supone un total de 4.039.000 millones de euros. De estos, 701.300 euros van destinados a los altos cargos (3 de alta dirección y 8 directores generales); 143.000 a dos funcionarios de especial vinculación con la Casa del Rey; personal laboral (4),80.000 euros; otro personal (1) 56.000 euros; incentivos al rendimiento, 2.825.700 euros: cuotas, prestaciones y gastos sociales, 233.000 euros.

 La Casa del Rey tiene a su cargo 507 empleados. De ellos, 18 son altos cargos, 139 son de la relación de puestos de trabajo del Ministerio de Presidencia y unos 350 personal dependiente de otros ministerios e instituciones como Patrimonio Nacional. Entre ellos figuran 71 conductores, unas 50 personas de mantenimiento, entre jardineros, fontaneros, electricistas y un largo etcétera. El sueldo de éste personal es sufragado por los ministerios a los que pertenecen (Interior, Hacienda, Exteriores, Defensa...), pero es la Casa del Rey la que les abona los pluses, horas extras y cuestiones añadidas a sus sueldo por disponibilidad y dedicación extraordinaria.

En el caso de las cuotas, prestaciones y gastos sociales, estos comprenden desde formación a acción social, pasando por el gasto de comedores (en Zarzuela comen gratuitamente 150 personas al día).

 El siguiente capítulo del presupuesto corresponde a gastos corrientes en bienes y servicios, un 38,83 por ciento del total (3.275.000 millones de euros). Aquí entran arrendamientos de equipos informáticos, ofimáticos y de transmisión de datos y los derechos de uso de licencias, por un total de 87.500 euros. En reparaciones, mantenimiento y conservación la Casa gasta 31.500 euros. En material de oficina, comunicaciones, seguros y contratos con empresas de servicios, el gasto asciende a 1.656.000 euros. Algo menos, 1.200.000 corresponden a atenciones protocolarias y representativas, apartado en el que se incluyen los gastos generados con ocasión de los actos que desarrollan los miembros de la Familia Real, como almuerzos, recepciones, atenciones o regalos que deben realizar, y los gastos de asistir a actos oficiales y de Estado. Aquí no se incluyen los viajes oficiales, que corresponden a Exteriores. El último gasto de este capítulo corresponde a indemnizaciones por razón del servicio, es decir, los gastos de transporte, alojamiento y manutención con ocasión de comisiones de servicio del personal de la Casa. Zarzuela ha establecido acuerdos con cadenas hoteleras para rebajar el coste de este capítulo.

Equipos de oficina y software
Los dos últimos capítulos de gasto corresponden a un fondo de contingencia para atender necesidades extraordinarias no previstas, que supone 206.152 euros, y las inversiones reales, es decir, la adquisición de elementos de inmovilizado como puedan ser equipos de oficina, equipamiento para procesos de información, licencias plurianuales de desarrollos de software y un largo etcétera, que supone un total de 100.000 euros.