La protección judicial no evitó el triple crimen de Tarragona

Responde al nombre de Abdslam. Cojea y presenta una quemadura en el brazo, es originario de Tánger, tiene alrededor de 30 años y las autoridades le buscan como principal sospechoso de uno de los crímenes más atroces registrados este año: el asesinato de su mujer, de 26 años, también de nacionalidad magrebí, y sus dos hijos, un niño de dos años y una niña de seis

Entrada del inmueble donde hallaron a las tres últimas víctimas de la violencia de género
Entrada del inmueble donde hallaron a las tres últimas víctimas de la violencia de género

Aparte de encontrarse en paradero desconocido, el presunto asesino tenía una orden de alejamiento dictada el pasado otoño por malos tratos.

El triple homicidio se destapó el pasado domingo en el barrio marítimo de Tarragona, cuando los vecinos de la calle Reial alertaron a los Bomberos y a los Mossos del fuerte olor que salía del inmueble.

Las autoridades hallaron los cadáveres en avanzado estado de descomposición y con señales de haber sido apuñalados. El cuerpo de la mujer se encontraba en una bañera y cubierto de cal viva, algo que sirvió para eliminar el olor durante algunos días.

El sospechoso había estado ingresado por problemas psiquiátricos, momento en el que su pareja había pedido la revocación de la orden de alejamiento. Pese a que el juez se la había denegado, ambos volvieron a convivir juntos.

Según relataron varios vecinos a Efe, pese a estos problemas previos, no se trataba de una familia que se hiciera notar especialmente: estaban empadronados desde 2004, pagaban una hipoteca, Abdslam había trabajado en el puerto y los niños cursaban Infantil y Primaria.

Precisamente, los menores no asistían a clase desde el pasado miércoles 13. Ella era «una chica muy calladita y muy modosa». Él era «muy serio» y «no hablaba con nadie». Los esfuerzos de las autoridades se centran ahora en localizar al presunto culpable. Según informaron a Ep fuentes cercanas al caso, podría haber huido a Tánger. Mientras, alrededor de 150 personas se concentraron en el Ayuntamiento de Tarragona para mostrar su repulsa por este nuevo caso de violencia doméstica.


57 mujeres muertas en 2010
- Edad: 26 años.
- Origen: Marruecos.
- Hijos: un niño de dos años y una niña de seis. No aparecían por el colegio desde el pasado miércoles.
- Hechos: presuntamente, el marido, en paradero desconocido, mató a puñaladas a su familia hace días. Las autoridades creen que podría haber vuelto a Tánger.