Para ti que fuiste niño en los 80

«Héroes», de Pau Freixas, recupera las vacaciones de una pandilla de jóvenes

El mejor verano del mundo
El mejor verano del mundo

Los ochenta vuelven. Y de qué manera. Lo hemos visto en la moda, y ahora también en el cine. «Héroes», una cinta a caballo entre «Los Goonies» y «Verano azul», nos devuelve a esas vacaciones de bicicletas, pantalones ajustados, colores fluorescentes y, sobre todo, inocencia. «El cinismo actual es muy fuerte, y echo de menos la ingenuidad de aquellos años. Los niños deben tenerla y nosotros también», asegura Pau Freixas, director de la película. Ganadora del Premio del Público en la pasada edición del Festival de Málaga, «Héroes» narra las aventuras estivales de cinco niños en un pequeño pueblo catalán. Ninguno de ellos es consciente de que ese verano ya volverá a ser igual. «Las proyecciones han sido muy catárquicas, el público se ha emocionado mucho. Creo que es porque cintas como "Cuenta conmigo"y "Los Goonies"se quedan en la perspectiva infantil, y yo quería hacer algo más emotivo», añade Freixas.


Generación desubicada
La cinta ofrece, además, la perspectiva adulta de estos mismos preadolescentes encarnados por Alex Brendemühl y Eva Santolaria. «Me encanta ser un retrato de mi generación. No tengo una noción clara de ella. Sólo sé que los ochenta fue una época de transición, más libre, con menos control. También por eso creo que todos estamos un poco desubicados», comenta Brendemühl. En este sentido, Freixas explica que «la generación del ‘‘baby boom'' tenemos mucho en común. Ningún miembro del equipo de la película pasa de los cuarenta, y creo que esa energía se ha trasladado al espectador», añade el realizador.

Con esta cinta, Freixas cambia el tono de su filmografía (hasta ahora, más centrada en el ‘‘thriller'') «para contar algo más personal» –dice–, y exponer una hipótesis un tanto existencial: «En la actualidad, la perspectiva del cine es oscura, siempre juega con los dobles sentidos e intenciones. Ojalá que este filme tenga éxito no sólo por la pasta, sino porque me creo esta tesis y quiero que se difunda», añade.

Así, el director ve su producción como «un canto positivo», aunque no oculta toda la nostalgia que un título como éste puede despertar. «Creo que recordar supone algo bonito y algo triste, pero, en todo caso, surge un punto ácido muy interesante. Eso sí, la nostalgia tiene que compartirse con alguien. Si no, resulta demasiado cruel». Una banda sonora que está repleta de éxitos ochenteros adereza el filme para intentar no dejar un ojo seco en la sala. Si aguanta toda la película, quizá no lo haga al final, cuando «Forever Young» de Alphaville, desate la nostalgia.


Heroicidad precoz
«Cuenta conmigo» fue junto con «Los Goonies» las películas que convirtieron en casi un género las aventuras de un grupo de niños que aspiran a convertirse en héroes. En concreto, este filme convirtió a River Phoenix en una promesa del cine.