FC Barcelona

El Barça sin prisas con Guardiola

La única nota discordante que existe en estos momentos en el Barcelona es la renovación de Pep Guardiola. El resto es calma y felicidad. Corren buenos tiempos gracias al fútbol que practica el primer equipo y que arrastra a todo lo demás.

Sandro Rosell mantuvo ayer una jornada con los medios, que incluyó el homenaje a Ricard Maxenchs, que dará nombre a la sala de prensa
Sandro Rosell mantuvo ayer una jornada con los medios, que incluyó el homenaje a Ricard Maxenchs, que dará nombre a la sala de prensa

Pero a nadie se le escapa que el técnico es la piedra angular del proyecto y que ligar su futuro es misión prioritaria en la agenda del club. Su presidente, Sandro Rosell, no parece preocupado con el asunto, más bien todo lo contrario. Está plenamente convencido de que acabará renovando. «Apuesten por ello», invitaba ayer.

Poco dado a las comparecencias públicas, Rosell ofreció su segunda rueda de prensa con motivo de la tradicional comida de Navidad con los medios de comunicación. Un hábito que va a cambiar en el futuro. «Tenía pensado no volver a hablar hasta junio, pero ahora creo que lo haré antes», confesaba. Y es que el mandatario azulgrana ha recibido muchas críticas por su escasa presencia en los medios, sobre todo en momentos en que la situación lo requería. Errores que admitió ayer y que subsanará.

Durante la campaña, Rosell desveló que soñaba con que Guardiola se convirtiera en el «Alex Ferguson del Barça», por su longevidad en el banquillo –24 años–. Pero ayer fue más allá: «Quiero que sea el Beckenbauer del Barça». Es decir, que ve al de Santpedor como su sucesor al mando del club en un futuro.

Rosell intentó driblar las diversas preguntas del Madrid que se le formularon, pero argumentó con rotundidad las diferencias entre Guardiola y Mourinho. «La principal es que Pep es del Barça. Es socio, ha nacido aquí y forma parte del club. Siempre que toma una decisión, piensa en el club. Creo que aquí se ve la principal diferencia», explicó. De todos modos, el presidente azulgrana intentó rebajar la euforia que desató el 5-0 al máximo rival y que aún dura. «Si yo fuera de la capital, no estaría tan preocupado. Están a tan sólo dos puntos», destacó.

Rosell comparó el «triplete» azulgrana en el Balón de Oro a «ganar una "Champions"» y no se mordió la lengua a la hora de responder a Johan Cruyff, que aseguró que el Barça había dejado de ser «más que un club» al firmar con Qatar el patrocinio de la camiseta. «Estoy absolutamente en contra de esa afirmación. Cualquiera que haya nacido del Barça sabe lo que significa este club. Le respeto mucho, pero esta vez se ha equivocado», espetó. Tras seis meses de mandato, Rosell considera que su mejor decisión fue la de vender a Ibrahimovic. «A nivel deportivo se ha demostrado que acertamos y a nivel económico fue muy difícil de decidir. Pero estoy orgulloso de lo que hicimos», concluyó.


Afellay será presentado en Nochebuena
Ibrahim Afellay se despidió ayer del PSV Eindhoven en un partido de copa holandesa en campo del Roda. El centrocampista ha previsto aterrizar hoy mismo en Barcelona y ya tiene la agenda llena. Cabe recordar que el Barça llegó a un acuerdo con el PSV el 15 de octubre para el traspaso del holandés. Afellay se hará la tradicional foto en las oficinas al mediodía antes de pasar la revisión médica, a partir de las cuatro de la tarde. Si no surgen contratiempos, firmará su nuevo contrato como azulgrana mañana por la mañana, día de Nochebuena, y posteriormente será presentado oficialmente.