Mundial de Suecia: España quiere más

Pese a tener cumplidos los objetivos marcados, la Selección nacional afronta la semifinal contra Dinamarca (20:30) extramotivada

La unión del equipo es una de las claves de la Selección de balonmano
La unión del equipo es una de las claves de la Selección de balonmano

El peligro de España puede llamarse autocomplacencia. Los objetivos que se había planteado en el Mundial están cumplidos: ya se ha ganado el derecho a jugar un torneo preolímpico y, además, lo hará como organizador; y también se ha metido en semifinales, en las que hoy (20:30, Teledeporte, Sportmania y D+) se enfrenta a Dinamarca. Pero llegados a este punto, parar sería un delito. La Selección ha experimentado el éxito y se siente tan bien que quiere más. «Hemos trabajado mucho como para ahora no pelear lo máximo», asegura Roberto García Parrondo, una de las claves en el puesto de avanzado en un grupo con varias palabras favoritas: equipo, sacrificio, defensa...


- 5-1, inexpugnable.
«Las defensas ganan campeonatos». Así piensa Valero Rivera y los resultados le dan la razón. Con la defensa 5-1 España remontó ante Alemania y Francia y barrió a Islandia en la primera parte. Nadie ha conseguido «romperla» todavía, la presencia de Parrondo o Ugalde en el avanzado es un incordio y los ataques rivales no tienen fluidez y pierden el balón, lo que propicia goles fáciles para la Selección.


- Hansen y mucho más.
Dinamarca es el único equipo que cuenta con un pleno de victorias en sus partidos del Mundial, ocho de ocho. «Tienen de todo», analiza Valero. Por partes. 1. Individualidades como el ex azulgrana Hansen, el segundo máximo anotador del torneo (49 goles). «Tiene una facilidad innata para este deporte», opina el seleccionador español. 2. Un juego colectivo que le ha llevado a ser el ataque más potente con 267 tantos. 3. Una defensa 6-0 dura. 4. Velocidad, tanto en las transiciones (por lo que cada balón que pierda España en ataque será castigado con un contragolpe de los extremos), como en el juego en estático. «Lanzan mucho, juegan a muchos ataques y ahí se diferencian de nosotros», afirma Valero. Y 5, aunque intrascendente. «Son más guapos... Pero ya veremos quién es mejor», bromeaba Garabaya en su Twitter, desde donde ha extendido una de las frases del equipo: «I believe» (yo creo). Desde la red social la Selección está recibiendo el apoyo de otros campeones del mundo como Cesc Fábregas.

- Renuncian a las primas
. Ganar une. La Selección tiene jugadores de la generación del oro de Túnez 2005 y jóvenes, pero el ambiente entre todos es extraordinario. Ayer decidieron renunciar a las primas de la Federación, que no atraviesa una etapa boyante, como el balonmano en general. Son un grupo de amigos y el camino se recorre más fácil así. «Y tenemos muchas ganas», explica Valero. Esa es su mejor arma.