La semana perfecta

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

A la semana que viene no le falta de nada. La Bienal llenando de arte muchos escenarios, no somos conscientes en Sevilla de la gran importancia de este acontecimiento. El jueves, en Jerez, gran fiesta para celebrar el 175 aniversario de las bodegas González Byass, una de las pocas que continúan siendo propiedad de la familia fundadora, que, con otros bodegueros venidos de Inglaterra y que se instalaron en Jerez y en El Puerto de Santa María, consiguieron la primera denominación de origen de los vinos españoles, «el Jerez», en todo el mundo, Sherry. El fino Tío Pepe es, con el toro de Osborne, una de las señas de identidad de España, aunque sabido es que esto molesta a varias autonomías. El montaje va a ser espectacular y los invitados, auténticos VIP. Sin una buena boda no hay semana redonda. El sábado hay un enlace de tronío que ya les contaré. A nivel mediático, la presentación del nuevo perfume de Loewe para caballeros será el punto culminante. La razón es que Cayetano Rivera es la imagen del mismo. Ya se ha lanzado un álbum de fotos en blanco y negro donde Cayetano luce verdaderamente regio, que diría un cronista argentino muy cursi. Añadamos que al torero, después de una cogida en zona delicada para cualquiera, más si se es uno de los bellezones oficiales del país, no se le ha visto en ninguna parte. Pongamos también las campanas de boda que siempre se oyen alrededor del matador y su novia, Eva González. Para calentar motores, Cayetano ha hablado. Entre lo que ha contado, la cantidad de cosas pintorescas que le pueden ofrecer, una de ellas ha sido posar desnudo para «Playboy». Dice que, naturalmente, ha dicho que no. Esta negativa supone una falta de solidaridad tremenda. En momentos de crisis como los que padece el mundo, una doble página a todo color con Cayetano no como su madre lo trajo al mundo, sino como la naturaleza lo ha rematado, sería una alegría casi cósmica. La revista se guardaría en las casas como uno de los activos más valorados, que se rescataría cuando las cosas se pongan a punto de depresión: apertura por la página central y te das un hartazón de lujuria vía retina que te cura de momento. Así que, Cayetano, te ha faltado generosidad con el mundo.