Antanas Mockus: «Con lápices y no con armas escribiremos una nueva historia»

La Razón
La RazónLa Razón

Bogotá- El candidato del Partido Verde, Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá y rival de Juan Manuel Santos en segunda vuelta, enfrenta la titánica tarea de vencer al «delfín» del presidente Uribe, pese a que todas las encuestas auguran un triunfo oficialista. –Para la primera vuelta las encuestas pronosticaron un empate técnico con Santos, pero usted obtuvo apenas el 21% de los votos. ¿Qué espera de la ronda de este domingo?– Alguien dijo que las elecciones del 20 son un segundo tiempo. No. Son un partido aparte. Todo vuelve y juega desde cero. Ni uno solo de los votos se traslada automáticamente. En las urnas no quedaron votos: están vacías. El próximo domingo los colombianos volverán a llenarlas como quieran.–Los analistas consideran que usted se hizo el harakiri al rechazar una alianza con la izquierda. Ahora sólo le queda confiar en que acudirá a las urnas ese 50% del electorado que estuvo ausente en la primera vuelta... –Yo me muevo si hay argumentos. Pero el argumento no podía ser sobre la base de la presión del millón de votos. El [partido] Polo fue muy generoso, aceptó que no hubiera acuerdo burocrático y fue un paso más allá al jurar que no participaría en el Gobierno. Eso hay que reconocerlo. Pero en lo programático quiso imponer algo contrario a lo que hemos acordado en el Partido Verde. Nosotros planteamos una agenda ciudadana y coalición con la ciudadanía, no acuerdos políticos ni de clientelas. De esta manera tenemos plena confianza en que este 20 de junio ganaremos la segunda vuelta presidencial. –¿Cometió algún error en su campaña de la primera vuelta? ¿Cuál será su nueva estrategia?–Siempre se cometen errores o autogoles, siempre se puede mejorar. Nuestra nueva expectativa en la estrategia de campaña es que si lo soñamos lo logramos, pues cada uno de los cuatro miembros de esta alianza fuimos alcaldes con logros concretos y generamos avances para nuestras ciudades. Éramos cuatro que nos volvimos más de 3.000.000 y con nuestra estrategia de 3x3 seremos la formula victoriosa, convenciendo a tres personas de las ventajas de votar por el cambio, contra la clientela y la corrupción.–Durante sus alcaldías, usted practicó la pedagogía con los ciudadanos. ¿Se puede exportar ese modelo a la Presidencia?–Si. La vida como sagrada, los recursos públicos como sagrados y la educación y cultura como motores del desarrollo son proyectos de alcance mundial, no son sólo para Bogotá o para Colombia, y al igual como lo he venido haciendo con cultura ciudadana, pueden ser llevados a cualquier parte.–Usted se ha esforzado por dar la imagen de un «tipo duro» que quiere acabar con la guerrilla, pero, ¿se puede combatir a las FARC haciendo pedagogía? ¿Cuál debería ser la estrategia?–Nunca fue una imagen de tipo duro, sino una convicción por la legalidad. La pedagogía sobre mejorar los niveles de cultura de la legalidad en Colombia es un paso clave para eliminar las justificaciones para recurrir a las FARC, pues se elimina la percepción de que la violencia es una ruta frente a cualquier demanda social y económica. La pedagogía ayuda a respetar la ley, obedecer los estándares culturales de apego a la Justicia, admiración por los jueces y a la resolución pacífica de los conflictos. Con lápices y no con armas escribiremos una nueva historia para Colombia; si lo soñamos lo logramos.