No más de 180 días para operarse

No hubo sorpresas de ninguna clase. Al final, el Ministerio de Sanidad y Política Social recibió ayer el visto bueno de las comunidades autónomas al decreto que fijará un tope máximo de seis meses de espera (180 días) para algunas operaciones en todo el Sistema Nacional de Salud.

LA RAZÓN adelantó el pasado jueves el contenido del decreto
LA RAZÓN adelantó el pasado jueves el contenido del decreto

Tal y como adelantó LA RAZÓN el pasado jueves, la norma opta por la prudencia y delimita este plazo para sólo cinco tipo de intervenciones: cataratas, prótesis de cadera y rodilla, cirugía cardiaca valvular y cirugía cardiaca coronaria. No obstante, se irá ampliando de manera progresiva a otro tipo de intervenciones quirúrgicas, a las consultas externas y también a las pruebas diagnósticas. En principio, la comunidad que supere el plazo fijado deberá garantizar la operación del paciente afectado, aunque la norma no contempla sanciones por incumplimiento a lo largo de sus siete páginas de contenido. Se limita a decir en el artículo 4.2 que «los servicios de salud de las comunidades concretarán en su ámbito territorial las garantías previstas en este real decreto». Tras la reunión con los consejeros de Sanidad autonómicos, Trinidad Jiménez subrayó que este «avance» supone que todos los pacientes, con independencia de la comunidad autónoma en la que residan, tendrán «el derecho» a ser atendidos en este plazo de seis meses.

Además, ha apuntado que esta medida genera más «equidad» y «coherencia» en el Sistema Nacional de Salud.