MENÚ
martes 21 mayo 2019
04:28
Actualizado

Western en el Oeste irlandés

Michael McDonagh estrena el filme independiente más visto de Irlanda

  • Western en el Oeste irlandés

Tiempo de lectura 2 min.

19 de julio de 2012. 22:21h

Comentada
20/7/2012

Tantos fotogramas han impactado contra los conos de nuestras retinas que lo complicado para cualquier cineasta es hoy no sólo hacer arte, sino simplemente entretener. Para lograrlo, lo principal es que el espectador no perciba que sabe por dónde avanzará la trama en los siguientes minutos, y, mucho menos dónde acabará. Ése era el objetivo de John Michael McDonagh: «Al principio parece que estamos ante la típica película de dos policías que tienen que compartir persecuciones juntos, pero cuando han pasado treinta minutos ni siquiera se han conocido», nos comenta durante su visita a Madrid en la que, como buen irlandés, se consuela del calor con los hielos que adornan su copa de whisky.

No contratar a Cruise
El realizador define la película como un «western» que transcurre en el Oeste, pero de su país, entre los recortados acantilados de Connemara, pero, al mismo tiempo está cargadísima de humor negro y también cuenta con elementos de «thriller». Un heterodoxo sargento de la policía local, Brendan Gleeson se enfrenta a un caso de narcotráfico a gran escala en las costas irlandesas que deberá compartir con un  meticuloso y concienzudo agente del FBI recién llegado de Estados Unidos (Don Cheadle). El interés del espectador es aún mayor por la relación entre los agentes que por cómo avanza el caso: «Es lo bueno de contar con un buen actor, pero que no es una estrella de Hollywood. Si contratas a Tom Cruise para hacer de héroe todo el mundo sabe que no va a morir en una escena de acción. A este interés por dinamitar las expectativas del espectador, contribuye la elección del casting, pues en la secuencia final nadie sabe quién va a morir», señala el director. El guión reparte acidez a partes iguales contra los típicos comportamiento de la población irlandesa como contra los norteamericanos, encarnados en este agente.Lo segundo es bastante habitual, de hecho, disfrutaron bastante con la caricatura en Sundance, el comienzo de su gran periplo festivalero. La autocrítica nacional, sin embargo, no se la han tomado todos bien: «Ha sido la película independiente más vista de la historia de Irlanda, pero eso no quiere decir que haya tenido buenas críticas. La clase media intelectual estaba muy preocupada por la imagen que fuera a dar el filme en el extranjero de como somos realmente, y son precisamente ellos los que dominan los medios de comunicación en Dublín». Como ven la cuestión de la acidez no es solo de los chistes del guión.


El próximo calvario
No todo es guión en este filme, el carisma del grandote Brendan Gleeson sostiene buena parte de las escenas. Ha sido tal el rendimiento que será el protagonista de su próximo filme, «Calvary», en el que interpreta a un párroco agobiado por las exigencias de los feligreses.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs
Política USA by José María Peredo
Europas