Imputado por doble homicidio

El conductor se negó a declarar en el juzgado y no ofreció su versión sobre los hechos del pasado 17 de octubre.

La familia del imputado pidió respeto ayer a las puertas del juzgado de Villalba
La familia del imputado pidió respeto ayer a las puertas del juzgado de Villalba

Madrid- Ejerció su derecho constitucional a no declarar y salió del juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Collado-Villalba sin dar su versión de los hechos que ocurrieron el pasado 17 de octubre. Sin embargo, el conductor del vehículo que atropelló a Khadija El Haddad, de 26 años y a la que le faltaban varios días para salir de cuentas, no salió de las dependencias judiciales tal y como entró. La juez le comunicó que se le imputan dos delitos de homicidio por imprudencia, el de la mujer y del bebé, que nació con vida tras una cesárea postmortem que le practicaron los servicios de emergencia pero falleció tres días después en el hospital, y no le ha impuesto medida cautelar alguna, según precisó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).
El imputado continúa así en libertad, como está desde el momento en el que se produjo el accidente, tras el que declaró ante la Guardia Civil que había sufrido un deslumbramiento. Su abogado confió en que el caso quede en un juicio de faltas y pidió respeto para el imputado y su familia. El conductor llegó al juzgado acompañado por varios familiares, entre ellos una hija que pidió respeto para su padre y recriminó a la prensa que intentase grabarle, mientras el acusado se introducía en un coche visiblemente afectado, según Efe.
En los próximos días la magistrada tomará declaración, en calidad de testigos, a las dos personas que acompañaban a la víctima en el momento del atropello.Un tío de la mujer fallecida, Abdeslam Yaaquobi, pasó por la puerta de los juzgados poco después de que el imputado los abandonase y ha dicho que éste «cometió un error humano que le puede pasar a cualquier conductor. El hombre no vio nada, ella no vio nada, y fue una tragedia para mi sobrino Rachid», concluyó y explicó que éste volverá de Marruecos a Madrid hoy con su hija, tras enterrar a su mujer y su hijo el pasado domingo, para «empezar una nueva vida y olvidar todo lo antes posible».
El tío de Rachid no aclaró las acciones legales que llevará a cabo la familia de las víctimas, ya que no quiere «entrar en polémica con nadie» y es «cosa de los abogados», aunque pidió que sí van a luchar para que «se haga justicia y nada más».