El estilo «garçon» pisa fuerte

La Princesa de Asturias se baja del tacón y sorprende con unos zapatos planos, con cordones y de aire masculino 

El estilo «garçon» pisa fuerte
El estilo «garçon» pisa fuerte

O todo o nada. El especial interés que demuestra la Princesa de Asturias por el universo de los zapatos, de sus ya célebres zapatos, ha logrado «enganchar» al público femenino. Y la última noticia generada a sus pies ha sido la de su aparición la pasada semana con unos zapatos sin tacón. Doña Letizia lució en sus actos del pasado día 31 de enero unos zapatos hasta la fecha inéditos en sus looks: de inspiración dandy, planos y con cordones. Si primero se reafirmó en el uso de altísimos tacones, y probar suerte con unos mocasines de tacón medio y cuadrado, la Princesa ha avanzado en su personal «cata de zapatos» atreviéndose con un diseño nunca visto en ella, aunque de una de sus firmas de confianza: Mascaró.
Como no podía ser de otro modo, los comentarios acerca de los nuevos zapatos de la Princesa se han disparado en todo tipo de foros. ¿Son apropiados para el papel que representa? ¿Significa que está cansada de sus usuales taconazos? ¿Es este cambio de estilo un paso demasiado atrevido o «fashion» para alguien como ella?

La jornada en la que lució los zapatos pedía a gritos un calzado por fin cómo, ya que tuvo hasta tres recepciones en el Palacio de la Zarzuela. Además Don Felipe no la acompañaba, luego la notable diferencia de alturas entre ambos, si es que en alguna ocasión pudiera suponer algún tipo de impedimento, ese día no lo era. Por eso la Princesa se decidió por un look claramente formal, de «working girl», pero con un par de detalles «muy ella», y a la vez, estudiadamente cercanos y casuales.

Detalles de estilo

En primer lugar, el mini cárdigan de punto tipo crochet (de Mango) en color beige, un acertado sustituto de la más clásica y solemne americana. Pero también su calzado para la ocasión, el zapato tipo Oxford, la hacía más «cercana» física y personalmente. Una mujer con este tipo de zapato, aún sin perder autoridad o categoría, resulta indiscutiblemente más cercana. Es una cuestión de comodidad. Parece que atrás ha quedado la aparente autoexigencia de Doña Letizia por estar siempre a la altura de las circunstancias.

Se nota que lee revistas de moda y que se interesa por ir adaptando sus estilismos a las diferentes tendencias. Y el calzado tipo Oxford, popularizado entre el público femenino a mediados de 1900, y de nuevo en la década de los 80, vuelve a estar de plena actualidad. Si hacia 1940-50 fueron actrices como la estupenda Katharine Hepburn o la no menos fascinante Jean Harlow quienes adoptaron este zapato como elemento fundamental de sus «looks». Este otoño-invierno, a punto de llegar a su fin, y también la nueva temporada primavera-verano, suponen un renacimiento para estos zapatos. Firmas como Vanessa Bruno, Balenciaga o Prada los reinventan sobre la pasarela con excéntricas versiones. Y a esta triunfal vuelta se unen, ya en la calle, decenas de marcas de todo tipo y nivel como Camper, H&M o Primark, entre las low cost, o Stuart Weitzman y hasta Christian Louboutin, «Rey de los stilettos», por citar sólo algunas de sus versiones de lujo.

Es obvio que, tratándose de una novedad 100% trendy, el mundo de las celebrities nos sirve también de perfecto índice para determinar el nivel de fashionismo de estos zapatos y, por tanto, de Doña Letizia. Kate Moss, Sienna Miller, Kate Bosworth, Jessica Biel, Jessica Alba, Kristen Stewart.... Todas se han unido ya al fenómeno fan de los Oxford shoes. La diferencia es, como siempre, que la Princesa sabe adaptarlo a su estilo. Sienna Miller los luce con pitillos vaqueros, Jessica Alba con falda mini y de cuero, Jessica Biel con pantalón caqui oversized.... La Princesa, por su parte, los combina con pantalón sastre, camisa y mini cárdigan. Un paso más en su imparable y constante lección de estilo.