Fórmula 1

Las miserias de Tiger no cesan

El inglés Westwood le arrebató ayer el número 1 después de cinco años

Tiger Woods pierde el número uno tras 11 años de reinado
Tiger Woods pierde el número uno tras 11 años de reinado

BARCELONA- Lo mejor que podría hacer Tiger Woods con el año 2010 es borrarlo de su disco duro. Erradicar todo lo que ha vivido en los últimos meses de su memoria e intentar comenzar de nuevo. El ya ex número uno del golf mundial tocó fondo ayer, cuando perdió su cetro después de más de cinco años consecutivos, 281 semanas dominando a placer los «greens» del mundo entero. El inglés Lee Westwood es el nuevo rey. El número trece desde que nació el ránking. La marca total de Tiger queda en 623 semanas.
La suerte estaba echada desde hacía una semana. El número uno iba a tener nuevo dueño según marcaban los criterios para elaborar la clasificación. El alemán Martin Kaymer necesitaba acabar segundo en Valderrama para acceder al trono. Si no lo conseguía, como así sucedió –acabó 21º–, Lee Westwood se quedaría con la corona a pesar de estar lesionado y no competir en Cádiz.
La caída de Woods se veía venir desde hacía tiempo. En los seis últimos meses, el «Tigre» ha visto amenazado su reinado, sólo salvado por la incapacidad de Phil Mickelson para aprovechar las ocasiones. Algunas, casi a puerta vacía. Los problemas matrimoniales de Tiger supusieron el principio del fin. Desde que se hicieron públicos y se iniciaron los trámites de su divorcio, todo ha ido de mal en peor. No ha ganado un torneo en toda la temporada por primera vez en once años y su juego se ha visto claramente afectado por sus problemas personales. Woods ha dejado de ser un extraterrestre para bajar a la Tierra y medirse en igualdad de fuerzas contra todos los rivales. Su superioridad se basaba en la ventaja psicológica que tenía sobre el resto de jugadores y se ha desvanecido.
Los deméritos de Tiger, que son muchos, no restan a la hora de valorar lo que ha conseguido Lee Westwood. Gafado en los «grandes» –este año, por ejemplo, ha sido subcampeón en Augusta y Saint Andrews–, el inglés está instalado en la élite desde hace muchas temporadas y con 37 años aún tiene muchas más para seguir dando guerra. Ha ganado 31 títulos y el año pasado fue el mejor en el circuito europeo, adjudicándose la «Race to Dubai» de manera magistral. Westwood juega a golf desde los 13 años y es fan del Nottingham Forest, que ha vivido tiempos mejores. Como Tiger Woods.
 
 

Paisano de Robin Hood
El nuevo número uno nació y creció en Nottinghamshire, donde es todo un héroe. La Universidad le concedió el doctorado honorífico en ciencia y nombró una de sus salas en su honor. Pero el reinado de Westwood no está a salvo. Esta semana se juega el HBSC Champions en Shanghái, donde Tiger puede recuperarlo. Kaymer y Mickelson también están al acecho.