Atlético de Madrid

La cantera asoma en Alcoy (1-4)

Mourinho hizo jugar ante el Alcoyano a Nacho, Álex, Morata y José Rodríguez, de 17 años, que marcó un gol. La eliminatoria, sentenciada

La efectividad del Real Madrid pudo con la moral del Alcoyano (1-4)
La efectividad del Real Madrid pudo con la moral del Alcoyano (1-4)

El Madrid de los canteranos cumplió en Copa en un partido tirando a poco vistoso que el Alcoyano encaró con unas ganas que ni los goles en contra fueron rebajando. Mourinho se queja de que las categorías inferiores no juegan como el primer equipo. Quizá no, pero ayer, ambos mezclados, ofrecieron la misma pegada para sentenciar la eliminatoria.

Empezó fuerte el conjunto local: cuatro córners en seis minutos, ¡increíble!, aunque en ninguno de ellos llegó a inquietar en exceso a Adán. Al Madrid le costó asentarse. En un campo pequeño, optó por el fútbol directo. El ímpetu del Alcoyano y la habilidad de Julio de Dios se imponían, y suya fue la primera parte durante mucho rato. Lanzaba «puñetazos» a su rival con uñas y dientes, pero era un peso pluma tratando de derribar a un peso pesado. Y como suele pasar en muchas ocasiones, el primer manotazo del «gigante» llevó a la lona a su oponente. Uno de los balones largos, directamente de Adán, terminó en la cabeza de Benzema y de ahí, a la red.

La película se repitió poco después con un tiro cruzado de Kaká que supuso el 0-2. Uno amenazaba y el otro golpeaba. Mourinho hizo jugar a casi todos los canteranos que se llevó a Alcoy, aunque realmente no era un partido para lucirse. Nacho, el central del filial, el chico que se ha visto en medio de la polémica «Mou»-Toril sin buscarlo, actuó de lateral izquierdo y no tuvo muchos problemas. Bien. Peor lo pasó Albiol de lateral derecho. Y a Carvalho, lento, se le notó la falta de partidos. Álex, hermano de Nacho, centrocampista, mostró su despliegue en el centro, pero tocó pocos balones, castigado por el juego directo de su equipo. Al descanso le sustituyó José Rodríguez, que se dio la alegría de marcar en su estreno y mostró cualidades para combinar y rasear la pelota. De sus botas partió la jugada que acabó en el segundo gol de Benzema. Sólo tiene 17 años, la edad deseada por Mourinho para los canteranos. Morata partía desde la derecha y le anularon un gol por fuera de juego. No es un encuentro válido para juzgar el valor de la cantera.

El Alcoyano no paró de buscar la portería. Tuvo mucho mérito y al final encontró el gol en una falta directa de Javi Lara. Mereció ese premio.