Aplican la Doctrina Parot a otros dos presos de ETA

La Audiencia Nacional ha decidido aplicar la denominada 'doctrina Parot' a otros dos presos de ETA. Se trata de Asier Ormazabal Lizeaga y de Josune Onaindia Susaeta, según denuncian fuentes del entorno de los presos de la banda terrorista.

Ormazabal Lizeaga, nacido en Hernani (Guipúzcoa), se encuentra preso desde hace 15 años, actualmente en la cárcel de Teruel. Por su parte, Onaindia Susaeta, natural de Baracaldo (Vizcaya) fue detenida en 1992 y tenía fijada su puesta en libertad el 9 de junio de este año.

Actualmente se encuentra interna en Murcia. La aplicación de la 'Doctrina Parot' retrasará su salida de prisión hasta 2022. La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó en 2004 a Ormazabal Lizeaga a 351 años de cárcel por ser el encargado de accionar el explosivo que el 20 de mayo de 1996 acabó con la vida del sargento del Ejército de Tierra Miguel Angel Ayllón y causó heridas a otras cuatro personas.

El atentado estaba dirigido contra un autobús militar sobre el que previamente ETA había hecho vigilancias para conocer su itinerario. Ormazabal y sus compañeros colocaron dos coches robados cargados con cerca de 200 kilos de amonal a ambos lados de la calle por la que debía de pasar el vehículo.

MISMO CANTIDAD DE EXPLOSIVO QUE EN VIC
Además situaron un tercer artefacto con apenas seis kilos del mismo explosivo en un contenedor cercano. Finalmente fue este artefacto de menor intensidad el único que los terroristas lograron detonar lo que evitó una masacre para la que los etarras habían contado con una cantidad de explosivo similar a la empleada cinco años antes, en 1991, en el atentado contra el cuartel de la Guardia Civil en Vic (Barcelona) cuando fueron asesinadas 10 personas, cinco de ellos niños.

Ormazabal también fue condenado en 2004 por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a otros 50 años de prisión por el doble asesinato de dos policías nacionales el 13 de enero de 1995 en Bilbao.

Por su parte, Onaindia Susaeta fue condenada en 1994 a 62 años de prisión por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. Asesinó junto a otros miembros de la banda terrorista a dos agentes de la Guardia Civil --uno de ellos de 22 años-- en Gernika (Vizcaya) el 9 de septiembre de 1987.

Ya el pasado 4 mayo, la Audiencia Nacional decidió aplicar esta misma 'doctrina Parot' al etarra Juan José Zubieta Zubeldia, condenado por los asesinatos en la casa-cuartel de la Guardia Civil de Vic, lo que impedirá su salida de la cárcel hasta el 25 de mayo de 2021.

Así consta en un auto dictado por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal en el que se acuerda, con el aval de la Fiscalía, aplicar los beneficios penitenciarios con los que cuenta el etarra a los más de 1.600 años de cárcel que le impuso la Audiencia Nacional en un total de ocho sentencias y no al máximo de 30 años de cumplimiento efectivo en prisión.