Cameron considera una victoria británica el pacto para el presupuesto europeo

El primer ministro británico, David Cameron, celebró hoy el compromiso sellado por trece países de la Unión Europea para vetar cualquier subida por encima del 2,9 por ciento en el presupuesto comunitario para 2011 y aseguró que el Reino Unido ha "marcado la diferencia"en la negociación.

Cameron, que llegó a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE con la austeridad para el próximo año como gran prioridad, se mostró satisfecho al término de la cita de haber logrado "proteger"los intereses de los contribuyentes británicos frente a los "excesos"que a su juicio defienden la Comisión Europea (CE) y el Parlamento Europeo.

A pesar de que anteriormente había defendido una congelación o incluso recortes en los recursos comunitarios, Cameron se dio hoy por satisfecho con el compromiso alcanzado con otros doce países, entre ellos Alemania y Francia, para defender el tope del 2,9 por ciento.

Esa cifra fue la que acordaron este verano los Veintisiete en su primera lectura del presupuesto.

Frente a ella, la Eurocámara, que negocia las cuentas con los países, aboga por un alza del 6 por ciento.

Para Cameron, esa postura resulta "especialmente inaceptable"en un momento de "duros"recortes a escala nacional.

La, a su juicio, "loca"subida planteada por los diputados queda "muerta"con el acuerdo de los trece países, que tendrían peso suficiente en el Consejo para bloquear cualquier otra posición.

"Hemos triunfado de una forma bastante espectacular, creando una gran alianza para parar esa monstruosidad del 6 por ciento", aseguró en una rueda de prensa.

Además, el primer ministro británico destacó el compromiso incluido en las conclusiones del Consejo Europeo para "reflejar"en el presupuesto comunitario del próximo y los siguientes años los "recortes"que están teniendo que aplicar los gobiernos a escala nacional.

"El Reino Unido está tomando difíciles decisiones porque tenemos que lidiar con un déficit excesivo, igual que Alemania, igual que Francia y muchos otros. (...) El presupuesto europeo debe reflejar lo que hacemos en nuestras propias casas", insistió.

Para Cameron, ese acuerdo "sin precedentes"es un "importante avance para empezar a poner las finanzas europeas bajo control".

Fuentes del Parlamento Europeo, mientras, recuerdan que el presupuesto comunitario se mantiene desde hace años en torno al 1 por ciento de la renta nacional bruta del bloque, a pesar de las ampliaciones y de que la UE cuente cada vez con mayores competencias.

Los eurodiputados se han mostrado además dispuestos a ceder en sus pretensiones de cara al próximo año a cambio de lograr un compromiso para empezar a negociar la posibilidad de ampliar los recursos propios para que la UE se autofinancie.

Londres mostró hoy también especial interés en comenzar a tratar las próximas perspectivas financieras, que ofrecerán las grandes líneas presupuestarias para el futuro y en las que el gobierno conservador defenderá el mantenimiento del llamado "cheque británico", en virtud del cual el Reino Unido recupera anualmente gran parte de su contribución neta a la UE. "Está totalmente justificado y se mantendrá", zanjó Cameron.

Por otra parte, respaldó el acuerdo de los países del euro para establecer un mecanismo permanente de resolución de crisis insistiendo en que el "éxito"y la "estabilidad"de la zona euro van en el "interés nacional"del Reino Unido.

Respecto a la posible modificación del Tratado de Lisboa para asentar ese sistema, dejó claro que no afectará a Gran Bretaña y, por tanto, no necesitará de un referéndum para ser aprobada por el país.