La Justicia se estabiliza en 2010 con 31 millones de causas abiertas

Cada juzgado tenía en trámite 630 causas al acabar el primer trimestre del año

La tendencia al alza registrada en los últimos años en cuanto a los asuntos pendientes en los juzgados y tribunales españoles parece que se estabiliza. Eso sí, son cifras que continúan muy por encima de lo que sería deseable y una carga de trabajo más asumible por los jueces y magistrados.Los datos indican que al finalizar el pasado mes de marzo, los asuntos en trámite, es decir, aquellos que esperan una decisión, superan levemente los 3.136.000, apenas tres mil más que cuando empezó el año, según datos del Consejo General del Poder Judicial relativos al primer trimestre de 2010, a los que ha tenido acceso LA RAZÓN. En cuanto a los procedimientos ingresados, en los tres primeros meses de 2010, los juzgados recibieron 2,4 millones, mientras que resolvieron 2,2 millones. Para este año, las previsiones indican que se producirá un aumento moderado, aproximadamente del 2,9 por ciento, sensiblemente inferior al registrado en 2009 (un 5,9 por ciento), según explicó ayer Gabriela Bravo, portavoz del CGPJ durante la presentación de La Justicia Dato a Dato sobre 2009, acto al que acudieron también los vocales Miguel Carmona y Antonio Dorado.Según las previsiones del propio Consejo, al finalizar este año, los juzgados tendrán en «lista de espera» 3.475.000 asuntos. La Jurisdicción Civil será la que, según esas estimaciones, acabe el año con más causas en tramitación.Al igual que en los trimestres anteriores, la Jurisdicción Penal es la que más asuntos ingresó en el primer trimestre, aunque cuantitativamente inferior a los tres meses inmediatamente anteriores. En cuanto a las sentencias dictadas, más del 94 por ciento son confirmadas, lo que es considerado como un índice de calidad de las resoluciones. Por otro lado, Andalucía, Madrid, Comunidad Valenciana y Canarias son las comunidades que registran una mayor tasa de litigiosidad, es decir, las que tienen un más asuntos ingresados por cada mil habitantes. En el lado opuesto se sitúan País Vasco, La Rioja, Extremadura y Navarra.