Dónde está Zerolo (III)

La Razón
La RazónLa Razón

Siento contradecir a mi amigo Federico Jiménez Losantos pero Zerolo ya no es la vuvuzela del Gobierno (ya nada es lo que era). Es más, ni está ni se le espera, porque desde el mes de junio nos ha dejado huérfanos incluso de blog. Desde estas páginas, con el permiso del presidente Mauricio Casals, hago un llamamiento al líder más pancartero del PSOE, hoy desaparecido, para que dé señales de vida: «Zerolo, si lees LA RAZÓN y estás vivo, da señales, hazte ver. No sé, una protestilla, una mísera pancarta, una bandera, un griterío, algo que nos anuncie que sigues en la lucha. Me temo que el trabajo exhausto de los pasados meses, las manifestaciones contra los empresarios y las algarabías a favor de Aminatu, del aborto o de Garzón, me temo, insisto, que te han dejado exhausto, en huelga de brazos caídos. Una pena, alma de Dios...».

Comprenderán ustedes que le he dado infinitas vueltas a la desaparición de Zerolo. Un activado activista socialista y «anti-PP» es un activo tan grande para la calle, es un colorido tan abigarrado, que no es cuestión de perderlo así como así. Vale que hiciera huelga este miércoles, de brazos caídos, pero que no acudiera a la manifestación contra los decretazos del Gobierno es una pérdida irreparable. La razón: la simpatía de los vocingleros en general y de Zerolo en particular con Zapatero. Pues bien, aquí Zerolo se equivoca. Porque esto no impide. Méndez también practica la amistad con el presidente, con cenas en su casa de Vicálvaro, y no sólo no manifiesta trastorno alguno al manifestarse contra Zapatero, sino que, tras el 29-S, la amistad entre ambos ha salido reforzada. Como lo están leyendo. Vaya, que de 4º vicepresidente en cualquier momento pasará a ser el 1º, y es más, al siguiente ministro de Trabajo lo va a señalar él, personalmente, con el dedo. Zapatero es así. No va a tomar en consideración a los sindicalistas por trabajar un día denodadamente. Faltaría más. Tampoco se lo tomará en cuenta a Toxo, quien ya ha avisado que «la huelga no se convocó para hacer caer al Gobierno». Evidente querido Toxo. Por eso no entiendo que los antes movilizados artistas de la ceja tampoco acudieran a manifestarse del brazo de Zerolo. Una lástima... Las manifestaciones de ahora ya no son lo que eran. Ni Pilar Bardem, ni Concha Velasco, ni Almodóvar, ni Sabina, ni Bosé, ni Soledad Jiménez, ni Víctor Manuel, ni Ana Belén, ni Miguel Ríos ni todos los que auparon al Zapatero rojo y social han salido ahora para denunciar al Zapatero descolorido y liberal del pensionazo. Pasada la huelga, Zapatero tendrá manos libres para alargar la edad de jubilación, que es lo siguiente que nos viene. Los progresistas es lo que tienen. Pueden hacer grandes recortes de todo, sin mover una ceja, porque va de eso. Y sin conflictos. Así es que, mejor que los tijeretazos sociales y laborales los haga Zapatero, para que Rajoy se los encuentre hechos y los de la PAZ (Plataforma de Apoyo a Zapatero) no le quemen la calle.