El comisario presentará su reforma de la PAC en noviembre y julio próximo

El comisario de Agricultura ha precisado su calendario de trabajo sobre la reforma de la PAC. En una comparecencia ante la comisión correspondiente del Parlamento Europeo, recordó que el 17 de noviembre presentará la Comunicación de la Comisión sobre el futuro de la PAC a partir de 2014. Las propuestas concretas en esta materia llegarán en julio de 2011.

Fuentes comunitarias han reconocido que el primero de estos documentos está muy avanzado y la ideas que contendrá muy perfiladas.

Una de ellas, dejada caer por Dacian Ciolos en una reunión con los ministros, es que quiere una PAC «más verde». En el programa de trabajo del comisario figura también la adopción antes de finales de año de una serie de propuestas legislativas para adaptar las normas sobre pagos directos, desarrollo rural, financiación de la PAC y la Organización Común de Mercado (OCM) única al Tratado de Lisboa, que otorga nuevos poderes en esta materia al Parlamento Europeo.

Por otro lado, para diciembre de este año está previsto que presente una nueva legislación sobre política de calidad alimentaria. En el primer semestre de 2011 se pondrá sobre la mesa una propuesta reglamentaria para el sector lácteo.

Precisamente, esta última producción ha estado de actualidad durante la semana pasada. En primer lugar, los ministros de Agricultura de la UE debatieron el conjunto de medidas para este sector planteado por los expertos del Grupo de Alto Nivel que se había creado al efecto.

Un total de 22 Estados miembros se mostraron a favor de reforzar el poder de negociación de los ganaderos frente a los industriales y los distribuidores y de establecer normas que permitan a las organizaciones de productores negociar colectivamente los términos de los contratos, incluidos los precios. Sin embargo, los cuatro Estados «más liberales» (Reino Unido, Holanda, Dinamarca y Suecia, a los que se sumó en parte de la delegación de la República Checa) se manifestaron en contra del documento preparado por la belga, por lo que este papel solo se pudo adoptar como «conclusiones de la presidencia».

En España, la ministra Elena Espinosa anunció a la Interprofesional Láctea (INLAC) su intención de fomentar las clausulas de obligado complimiento en los contratos que firman los ganaderos y los industriales. En ellos se deberían establecer las cantidades, calidades, precios, duración y obligación de recogida, entre otras cuestiones. Representantes del Gobierno y del sector volverán a reunirse el próximo día 8 de octubre para tratar de cerrar acuerdos.