Milagros Marcos destaca la dedicación y valía de los mayores

ÁVILA- Miles de personas no se quisieron perder en Ávila el acto central en España del Año Europeo del Envejecimiento Activo. La capital acogió la I Jornada Europea de la Solidaridad Intergeneracional, para destacar el trabajo que están desarrollando las personas mayores para ayudar a España a salir de la crisis. Su nueva función como educadores de sus nietos y aportando su experiencia fueron destacados por la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, antes de participar en la clausura del encuentro, en el que participó junto a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

En este sentido, Milagros Marcos resaltó el compromiso de este sector de la población, «muy trabajadora y austera» para «ayudar a salir a España a salir de la situación actual».

Por este motivo, defendió por mantener las actuaciones de prevención que fomenten el envejecimiento activo, sobre todo teniendo en cuenta que, en nuestra Comunidad, la Federación de Mayores agrupa a más de 1.600 asociaciones que representan a más de 32.000 personas mayores que viven, sobre todo, en los pueblos de Castilla y León.

Reconocimiento a la Región
La responsable regional de la cartera de Familia e Igualdad de Oportunidades señaló que la celebración de este acontecimiento en Ávila es un «reconocimiento» a la labor realizada por la Junta y por el movimiento asociativo de mayores de la Región.

Y es que, según afirmó que no sólo es necesario trabajar porque Castilla y León se mantenga como la autonomía con más esperanza de vida sino también porque esos años «se vivan con la máxima calidad». Milagros Marcos declaró que «somos la única Comunidad que tiene regulado los servicios de prevención de la dependencia».

Estatuto del Mayor
Durante el encuentro abulense, los mayores aprovecharon para hacer entrega a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, para entregarla un borrador del Estatuto elaborado por las asociaciones y federaciones de este sector en el que se recogen los principios básicos de la futura norma nacional: el reconocimiento a la labor y al trabajo realizado por las personas a lo largo de su vida, el derecho a un trato digno sin discriminaciones, la protección jurídica de los mayores con medidas que garanticen su autogobierno y el derecho a una participación activa y a trabajar y jubilarse de forma voluntaria, informa Ical.

Por su parte, Ana Mato, recordó el compromiso del Gobierno de Mariano Rajoy de elaborar un Estatuto del Mayor y elevarlo a la categoría de Ley en la que se reconozcan los derechos de las personas mayores.

En este sentido, apostó porque los mayores se constituyan como «agentes activos» de la vida política, social y económica española; más allá de la transmisión de conocimientos y experiencias que pueden aportar a la sociedad. Asimismo, ensalzó su protagonismo en la modernización de España y en las responsabilidades que han asumido para la Educación y el cuidado de los más jóvenes.
 
Ana Mato, resaltó el «gran ejemplo» que los mayores están dando como «salvaguarda adicional» que complementa la protección del Estado, a la hora de hacer frente «a las dificultades económicas que atravesamos».

Por este motivo, aseguró que «ante las decisiones complicadas», el Gobierno central tiene «siempre presente» la «deuda impagable» con este sector de la población y que la prioridad ante las reformas es «su bienestar». Al respecto, avanzó la voluntad del Ejecutivo de Mariano Rajoy de que cada vez tengan más peso en asociaciones y organismos como el Consejo Estatal de las Personas Mayores.

El 17 por ciento de la población española es mayor de 64 años y según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística, ese porcentaje se duplicará en 2049. Además, la esperanza de vida en España es una de las más elevadas de la Unión Europea, al alcanzar el promedio de 84 años.

 

Un sector clave contra la crisis
El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno, señaló la necesidad de que los poderes públicos y la sociedad aprovechan el «caudal de experiencia, conocimiento y vitalidad» de las personas mayores para buscar soluciones a la crisis económica y social en el que España está inmersa. En este sentido, indicó que este sector de la población, «ahora más que nunca», deben ser una parte activa de la sociedad. Por este motivo, indicó que «vamos a esforzarnos en el intercambio generacional. No podemos permitirnos el lujo de que un 18 por ciento de la población no pueda comunicar su experiencia».