«Quién me paga los vaqueros»

Los agentes se quejan de que pagan la ropa que usan para trabajar. La cuestión se encuentra en los tribunales ante la falta de entendimiento

Tan sólo los policías nacionales dedicados a la escolta de personalidades cobran 120 euros para comprar los trajes
Tan sólo los policías nacionales dedicados a la escolta de personalidades cobran 120 euros para comprar los trajes

Madrid- ¿Se debe pagar a un policía la ropa que utiliza si va de paisano? Si se les facilitan coches camuflados, ¿por qué no atuendos acorde a su trabajo?
Para los agentes la respuesta es clara. Deberían abonarles un extra para costearse la vestimenta específica que utilizan para trabajar. No sólo porque consideran que crea una desigualdad en comparación con sus compañeros que sí van uniformados y a los que sí se les facilita la ropa, sino que entienden que, por el trabajo que realizan, arrestos, persecuciones, patrullas por barriadas marginales sin asfaltar, sufren un mayor desgaste que las de sus colegas.
Por ejemplo, se puede dar la circunstancia de que el «look» callejero no vaya con tu personalidad y tengas que invertir un montante en parecer todo un amo de la calle, o la inversa que te encante ir en vaqueros y tengas que realizar una actuación con un traje impoluto.
Para aquellos agentes asiduos de zonas apantanadas o con barro, es más que recomendable buscarse unas buenas botas que aguanten todo tipo de vaivenes que, lo mismo, un policía no se compraría si no fuese por su trabajo policial.
En la actualidad, en Madrid, tan sólo los policías nacionales dedicados a la escolta de personalidades cobran 120 euros para poder sufragar el traje con el que tienen que vestirse cuando están de servicio. El requisito indispensable, que estén al menos seis meses desempeñando esa labor. No siempre y no todos llegan a cobrarlo.
La Unión Federal de Policía (UFP) denuncia que en muchas ocasiones ni siquiera se les abona por diferentes razones. A algunos les cambian de servicio a los cinco meses para evitar tener que hacer frente a ese plus y a otros no se les paga por haber estado varios días de baja. Por eso, el secretario provincial de la UFP pide que se reconsidere esta postura y se abone tanto ese extra a los escoltas como un plus a los agentes que realicen tareas vestidos de paisano. Alfredo Perdiguero no comparte la norma que ampara el Tribunal Supremo y que perjudica a los policías nacionales.
No es el único que opina en este sentido. En clave municipal, el Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM) también exige a sus superiores el pago de esas ropas de trabajo y cita el artículo 85 apartado 3 del reglamente del Cuerpo donde se especifica que «los que realizaren habitualmente el servicio de paisano tendrán derecho a una contraprestación sustitutoria». Este caso es todavía más ilustrativo ya que, hace cuatro años sí que se abonaba este plus, eso sí, sólo a los municipales que realizaban labores de escolta y vigilancia a personalidades. El resto, se seguían y siguen rascando el bolsillo.


También pagan los chalecos
- Aunque los agentes consideran justo y necesario que les sufraguen los gastos que les supones disfrazarse de persona de a pie, no es lo único en lo que invierten sus nóminas.
- Chalecos antibalas de calidad, guantes anticorte y hasta botas para conducir motos son algunos de los complementos que muchos policías compran por su cuenta y riesgo para no poner en juego su propia integridad física cuando van a trabajar. Prefieren perder dinero que la propia vida en acto de servicio.