Mas usa su encuesta oficial para testar la independencia

El «sí» ganaría, con el 42,9 por ciento, si hoy se celebrara un referénduM

El 40% de los catalanes votaría sí a la independencia, según un sondeo de la Generalitat
El 40% de los catalanes votaría sí a la independencia, según un sondeo de la Generalitat

Barcelona- Si mañana se celebrara un referéndum para decidir la independencia de Cataluña, un 42,9 por ciento de los catalanes votaría que sí. Un 28 por ciento votaría en contra y un 23,3 por ciento, simplemente, no iría a votar. Al menos, eso dice el último barómetro de opinión pública que la Generalitat elaboró entre el 2 y el 17 de junio, después de las elecciones municipales y con el movimiento del 15-M de telón de fondo. El segundo sondeo oficial de la era de Artur Mas, por primera vez, pregunta a los catalanes qué haría «si mañana se celebrara un referéndum para decidir la independencia de Cataluña».
Aunque el «sí» vence con contundencia al «no», en la clásica pregunta sobre qué debería ser Cataluña, sólo un 25 por ciento apuesta por «un estado independiente». Ganan los que prefieren «un Estado dentro de una España federal», que son uno de cada tres. Cada vez son menos, pero todavía hay un 31 por ciento que le parece bien que Cataluña sea una comunidad autónoma.
El nuevo director del Centro de Estudios de Opinión (CEO), Jordi Argelaguet, dio una explicación a este baile de cifras. Expuso que una parte de los federalistas se decantaría por el «sí» a la independencia y el 23, 3 por ciento de los que no iría a votar, están más cerca del «no».
El 75% quiere el pacto fiscal
La mayoría de los catalanes que apoya la independencia lo hace por motivos básicamente económicos. El 36,4 por ciento votaría a favor de la secesión para ganar capacidad de autogestión económica. El 13,8 por ciento porque se siente incomprendido por España, mientras que otro 13,3 por ciento cree que la independencia es una vía para mejorar. Sólo un 11,5 por ciento se declara independentista por «un sentimiento identitario».
En cambio, entre los partidarios del «no» y los abstencionistas, el principal motivo para votar en contra o quedarse en casa sería para «preservar la unidad de España». Hay un 12,3 por ciento que directamente cree que «la independencia es inviable» y sólo un 9,7 por ciento considera que «no sería positivo para Cataluña».
La encuesta del CEO también pregunta por el pacto fiscal, el 75,5 por ciento lo aprueba. La otra novedad es que si mañana se celebraran las elecciones generales, por primera vez CiU se impondría al PSC.